SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 número2Factores familiares y escolares que influyen en los problemas de conducta y de aprendizaje en los niñosFuncionalidad familiar y desarrollo de los vínculos afectivos en niños con problemas conductuales de la Fundación “Nurtac” en Guayaquil, Ecuador índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Academo (Asunción)

versión On-line ISSN 2414-8938

Acad. (Asunción) vol.6 no.2 Asuncion dic. 2019

http://dx.doi.org/10.30545/academo.2019.jul-dic.4 

Artículo original

Historia de la universidad pública en el departamento del Ñeembucú y su impacto en los procesos migratorios

The history of public university in the Department of Ñeembucú and its impact on the migratory processes

María Viviana Paglialunga de Watzlawik1 

1 Universidad Nacional de Pilar, Facultad de Ciencias, Tecnología y Artes. Pilar, Paraguay.

RESUMEN

Numerosos estudios abordan la problemática de los procesos migratorios por cuestiones laborales o políticas, pero en el origen de la Universidad Nacional de Pilar se encuentra una cuestión social de fondo, la relación entre los procesos de emigración por consecución de estudios universitarios, constituyéndose en el objetivo principal del trabajo. La particular historia de la Universidad Nacional de Pilar revela esta cuestión social sensible de la comunidad. El tipo de investigación corresponde al exploratorio y descriptivo bajo la metodología cuali-cuantitativa, utilizada para el análisis de las fuentes bibliográficas como así también de los documentos, a los que se suma la interpretación de los datos estadísticos. La bibliografía no arrojó datos acerca de la relación migración/educación superior, punto que si se evidenció en entrevistas claves y el análisis del proyecto de creación de la Universidad que arrojó como resultado un alto impacto en la población por el crecimiento de la matrícula y cantidad de egresados.

Palabras-clave: Universidad; desplazamientos de población; historia; Pilar; Paraguay

ABSTRACT

Numerous studies address the problem of migratory processes due to labor or political issues, but there is an underlying social issue in the origins of National University of Pilar, the relationship between the emigration processes as a consequence of university studies, thus becoming the main objective of the work. The particular history of the National University of Pilar reveals this social issue which is sensitive for the community. The type of research corresponds to the descriptive and exploratory under the quantitative-qualitative approach, used for the analysis of bibliographic sources as well as documents, to which the interpretation of statistical data is added. Both, the results obtained and the discussion made it possible to achieve the objective proposed. The bibliography did not provide data regarding the relationship migration/ higher education, but this was clear in key interviews and in the analysis of the creation of the university project that showed a high impact on the population due to the growth in number of the enrollment and the amount of graduates.

Key words: University; population mobility; history; Pilar; Paraguay

INTRODUCCIÓN

Los estudios migratorios en América Latina cuentan con una gran cantidad datos obtenidos por referentes importantes en relación a los procesos sociales a nivel mundial (UNESCO, 1998; CEP, 1985; OIM, 1991 citado en Fisher 1997) como así también los realizados a nivel local (Foguel, 2002; 2008; Palau, 1995) todos ellos relacionados a la pobreza, a la búsqueda de oportunidades laborales, aquellos relacionados a la migración campo ciudad entre otros fenómenos. También existen estudios como el de UNICEF Argentina (Miglo, 2013) sobre Niñez, migraciones y derechos humanos, donde se analizan la problemática de alumnos de escuelas primarias que cruzan la frontera para poder estudiar en mejores condiciones que las ofrecidas por su país de origen. Sin embargo, un fenómeno particular que se dio históricamente en el departamento del Ñeembucú ha sido la migración vinculada a la prosecución de los estudios superiores. Su posición geopolítica, aislada de la capital del país por carecer durante años de ruta de todo tiempo, así como la cercanía a centros urbanos del extranjero que contaban con universidades hizo de la migración interna (a la capital del país, Asunción) y externa (en especial hacia la Argentina) por búsqueda de oportunidades para el acceso a estudios superiores era fenómeno que inquietaba a los pobladores del departamento, y en especial a los vecinos de la ciudad de Pilar.

El punto de partida de este trabajo es recopilar la historia de la Universidad Nacional de Pilar a 25 años de su creación y determinar el impacto causado desde la fundación de la Universidad Nacional de Pilar desde 1992 en los procesos de emigración por búsqueda de ofertas en educación superior. Esta acción implicó indagar acerca del origen y evolución de la Universidad Nacional de Pilar; el análisis del alcance de la importancia social del acceso a la educación superior en el marco legal Nacional e Internacional; la descripción de los vínculos entre migración y búsqueda educación superior y por último el diagnóstico del posible impacto sobre los procesos migratorios relacionados a la búsqueda de educación superior luego de la fundación de la universidad.

METODOLOGÍA

El método utilizado en la presente investigación fue del tipo cuali-cuantitativo, puesto que los instrumentos utilizados varían desde el análisis de proyectos en archivos institucionales, fuentes bibliográficas y entrevistas claves. La variedad de instrumentos requirió análisis cualitativos para vincular el imaginario sobre la creación de la Universidad y las descripciones del origen insertos en el proyecto de creación, esto permitió el posterior análisis cualitativo. El tipo de investigación realizada es exploratoria y descriptivo; es exploratoria considerando que se realizó un diagnóstico que logró una aproximación a la realidad para dar una visión general de la situación; y también descriptivo pues se realizó una descripción del fenómeno estudiado.

Para llevar adelante la presente investigación se realizó la búsqueda de fuentes de primera mano -documentos institucionales- para la reconstrucción de la historia de la Universidad Nacional de Pilar; bibliográfica que incluye la visita a bibliotecas sobre la temática relativa al derecho del acceso a la educación superior; y una parte fundamental de la investigación estuvo constituida en gran medida por entrevistas claves.

Los datos estadísticos se elaboraron sobre el total de Resoluciones emanadas del Rectorado en relación a títulos otorgados, desde el año 1996 -primera Resolución- hasta el año 2014. A partir del año 2014 las resoluciones de los títulos quedaron a cargo de cada unidad Académica.

Los años incorporados corresponden al año en que se firman las resoluciones, y en varios casos, las resoluciones incorporan títulos de promociones de dos o hasta tres años anteriores a la fecha de la firma de la misma.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Con respecto a la indagación acerca del origen y la evolución de la Universidad Nacional de Pilar se ha podido acceder a los archivos institucionales, es especial al proyecto de creación obteniendo de los mismos los datos necesarios para la reconstrucción histórica de la universidad. Las entrevistas claves arrojaron como resultado que el origen de la Universidad Nacional de Pilar (UNP) se vincula con la preocupación de la población por la alta migración de los jóvenes en búsqueda de seguimiento de estudios superiores. Estos resultados se pudieron vincular con la descripción del proyecto de creación de la Universidad Nacional de Pilar. El imaginario de la población de Pilar y lo que consta en los documentos de creación de la UNP la migración de los hijos del Ñeembucú fue el motor que impulsó la creación de la Universidad Nacional de Pilar.

La información sobre la importancia social del acceso a la educación superior está constituida por el marco legal integrado por los siguientes documentos: Constitución Nacional de la República del Paraguay; la Ley N° 1264/98 Ley General de Educación; y la Ley N° 4995/2013 Ley General de Educación Superior.

Con respecto a los vínculos entre migración y búsqueda de educación superior no fueron localizados en fuentes locales, incluidas direcciones gubernamentales como la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) ni el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC), en los que solo se incluye información acerca de la Universidad Nacional de Asunción y la Universidad Católica. Las entrevistas, las actas de constitución de la Universidad Nacional de Pilar y relacionados a los resultados arrojados del análisis estadístico fueron claves para dar respuesta a este aspecto.

Los resultados cuantitativos obtenidos del análisis de los archivos institucionales de la UNP con respecto a carreras, cantidades de alumnos, cantidad de títulos obtenidos y progresión en años que permiten el análisis del impacto de la UNP a 25 años de su creación (Figura 1 y 2).

Figura 1 UNP 1996-2014. Total de títulos emitidos -títulos intermedios, títulos de grado y de posgrado. Fuente: Archivo de Rectorado. 

Figura 2 UNP 1996-2014. Porcentajes de títulos emitidos por Facultad. -títulos intermedios, títulos de grado y de posgrado. Fuente: UNP Archivo de Rectorado. 

Historia de la UNP (Universidad Nacional de Pilar)

Reseña de la evolución histórica de la Ciudad de Pilar

“En nuestro país, el pasado sigue siendo el gran tema que modela el sentimiento y la identidad de nuestra nacionalidad” con estas palabras el Dr. Washington Ashwell, pilarense, inicia el prólogo del libro La villa del Pilar del Ñeembucú escrita por quien fuera presidente de la academia paraguaya de la historia, el Dr. Alfredo Boccia Romañach. Y con gran certeza esas palabras enmarcan el sentimiento de los pobladores del departamento del Ñeembucú en relación a su amada ciudad de Pilar.

Baluarte desde tiempos de la colonia por su posición estratégica en el vértice de dos de los principales ríos de la región -el Paraná y el Paraguay- hizo del departamento del Ñeembucú el espacio geográfico de la resistencia, durante la colonia, durante la independencia y en la actualidad. Participante activa de la guerra del 70´, los pobladores resistirán la llegada de los aliados desde la estratégica Humaitá. Pilar será uno de los últimos puntos de la resistencia en el departamento del Ñeembucú antes del inicio de la campaña de Pikysyry.

Terminada la guerra, Pilar correría en principio la misma suerte que la mayoría de las ciudades del Paraguay, la ardua labor que le corresponde al Fénix. Y pasará el tiempo, y nuevamente la ciudad de Pilar será protagonista de sucesos históricos de trascendencia nacional, como foco de resistencia política. Los primeros cambios políticos en Paraguay a principios del s. XX tendrían sus inicios en Pilar. Más tarde una nueva guerra encuentra al Paraguay en duras circunstancias, y nuevamente los hijos del Ñeembucú estarán marcando su presencia.

Muy a pesar del alto protagonismo histórico, el aislamiento fue la característica del departamento y de su metrópoli. Los largos años de la dictadura, marcaron sin dudas más el retraimiento. Sin ruta asfaltada que la comunicara con la capital nacional y sin universidad, los jóvenes migraban al otro lado del río para continuar su formación. Los vínculos indisolubles que le unen al Ñeembucú con las provincias hermanas de la Argentina, en especial Corrientes y Chaco, le permitieron el crecimiento intelectual de muchos de sus hijos, pero no impidió que el germen del crecimiento y desarrollo de sus habitantes, deseosos de contar con una universidad, los impulsara a conseguir tan noble cometido. Es así como surge la UNP, de la iniciativa y autogestión ciudadana, de la convicción de una población deseosa de responder a sus propias necesidades.

La primera población del Ñeembucú fue fundada en 1779 por el gobernador Pedro Melo de Portugal para la defensa y el aprovechamiento de esas fecundas tierras; para impedir el asecho continuo de los indígenas provenientes del chaco -actualmente provincias de Formosa y Chaco en Argentina- que cruzaban el río, y para asegurar el asentamiento sobre las tierras que formaban parte de la jurisdicción de la Provincia del Paraguay. Si bien no se conoce la fecha exacta, en la actualidad se celebra el l2 de octubre como fecha fundacional. El capitán Juan Jara, acompañado de 70 hombres y mujeres son los que dan inicio al núcleo urbano de Pilar luego de la convocatoria del gobernador Pedro Melo de Portugal (Mazó Miers, 2007). El Capellán Marcial Antonio Uliambre, nombrado Capellán Párroco, fue quien dio el nombre de Pilar a la nueva Villa y como patrona a la Virgen del mismo nombre.

No fueron pocas las disputas que enfrentaron a los pobladores del Ñeembucú con los hermanos correntinos por la posesión de las tierras entre los ríos Paraná y Tebicuary. De hecho, los primeros asentamientos se ubicaron en las zonas de Curupaity y Humaitá al sur, mientras que sus antecedentes inmediatos más al norte lo eran Remolinos y Herradura.

Con la consolidación de su asentamiento terminaron en la región sur las frecuentes invasiones de los indios del chaco. Instalada inicialmente como simple poblado ascendió al rango de Villa en 1792 por el entonces virrey del Río de la Plata Don Nicolás de Arredondo, lo que la habilitó para tener su propio Cabildo para el gobierno y la administración de la región, y si bien los conflictos con corrientes continuaron por algún tiempo, será recién en 1810, en los prolegómenos de la independencia que los paraguayos ocuparon definitivamente la población (Boccia Romañach, 2007). Así fueron los primeros años de los habitantes del Ñeembucú, defendiendo su posicionamiento, desarrollando su identidad y forjando férreamente la ciudad que se constituiría años más tarde en el símbolo de la resistencia. Al decir de Alfredo Viola “correspondió en gran medida, al cabildo de Pilar, desde su fundación hasta su independencia, la defensa de la mayor parte de las costas del sur del río Paraguay” (Viola, 1993).

Cabe destacar también la participación de los pilarenses en la gesta independiente de 1811 que al decir del Prof. Mazó hay que “extraerlos del olvido injusto y ponerlos en la memoria colectiva y en la historia del pueblo” (Mazó Miers, 2007) y entre ellos, uno que se destaca: el Capitán de urbanos Blas José Roxas de Aranda, a quien le cupo la responsabilidad de sublevar las fuerzas a sus órdenes el 16 de mayo de 1811, de acuerdo con el plan originario de la independencia del Paraguay. Fue designado por el primer gobierno paraguayo independiente como delegado general de la zona del Ñeembucú.

Declarada la independencia de la Provincia, el poblado de la villa aumenta su gravitación e importancia en el desenvolvimiento y la organización de la nueva nación. El histórico cabildo de Pilar se erige durante el gobierno del Dr. Francia, cuya construcción concluyó en 1822 y que hasta hoy es uno de los sitios históricos de la ciudad. El Dr. Francia instituye a Pilar como el único puerto habilitado para el intercambio comercial con las provincias del Rio de la Plata al tiempo que construye un cuartel y asienta en la localidad una fuerte unidad militar encargada de defender la soberanía territorial del país ante cualquier interés foráneo.

Los gobiernos tanto del Dr. Francia como posteriormente el de Don Carlos Antonio López suprimen a los cabildos, siendo regidos por cuerpos municipales durante el gobierno del primer mandatario y por jueces de paz durante el gobierno del segundo. La conocida diplomacia de Don Carlos restituirá los vínculos con la hermana provincia de Corrientes, y, de hecho, las autoridades de la misma participaron de los festejos de la inauguración del templo de San Carlos Borromeo en enero de 1861. Solo unos pocos años más tarde, le tocará al templo convertirse en las ruinas que hasta hoy se erigen como muestra material de la memoria histórica de toda la región.

De los cinco años que en total duraron los enfrentamientos armados durante la Guerra contra la Triple Alianza, tres transcurrieron en el Ñeembucú, específicamente en la región sur, confluencia de los ríos Paraná y Paraguay, testigos de un genocidio que más de una vez enturbiaron con sangre sus majestuosas aguas, los nombres de la mayor parte de las batallas son hoy las cicatrices históricas del departamento. Mientras que en la ciudad de Pilar la última resistencia fue sostenida por los póstumos ciudadanos en número de 260, quienes quedaron reducidos a 40 luego del enfrentamiento. El pueblo sufrió del bombardeo aliado, y los brasileros ocuparon dos veces la villa. Muchas familias huyeron y trataron de ponerse a salvo, o simplemente acompañaron al ejército en aquella diagonal de sangre hasta sus últimas consecuencias en Cerro Corá.

Terminada la guerra, luego de años de sufrimiento, la comunidad vuelve a tomar la iniciativa formando una junta de vecinos a la que denominaron “junta económica administrativa” oficializada y nombrada por decreto del gobierno en 1872. Las autoridades de dicha junta fueron determinadas por los gobiernos de turno hasta que en 1884 el pueblo elige por primera vez sus autoridades mediante el voto. Es durante estos años cuando la Villa recibe a un importante contingente de inmigrantes que se asentaron y hasta hoy sus apellidos forman parte de la memoria viva de Pilar. Se dio el caso que la mayoría de los inmigrantes que se afincaron en Pilar, eran personas de vasta cultura, profesionales aptos y capaces por lo que influyeron positivamente para el desarrollo social, cultural, científico y económico de Pilar. Este mismo espíritu será el que empuje a toda una población, años más tarde, a tener una Universidad propia.

El siglo XX en la historia paraguaya no es ajeno a la ciudad de Pilar, que por ser paso obligado en la ruta litoral desde el sur hasta la capital asuncena, será partícipe al decir de Boccia Romañach, de cuantas excursiones rebeldes que convulsionaron al país. En medio del proceso de reconstrucción, afrontando la pobreza, la despoblación y las presiones económicas la nueva clase política del Paraguay se ve inmersa en un sinfín de enfrentamientos partidarios y guerras civiles. Y será “la tierra sembrada de sangre y lágrimas la más apta para que germine una pléyade de intelectuales y hombres de letras que marcarían los rumbos de las generaciones venideras” (Boccia Romañach, 2007, p. 219).

El complot de 1877 que culminará con la muerte del presidente Juan Bautista Gill encontró en Pilar una de sus bases, al igual que la revolución de 1904 en la que se enfrentaron el buque “Sajonia” -rebelde-contra el buque gubernista “Villarrica” en aguas del puerto de Pilar. La lista de pilarenses que participará de la guerra del Chaco entre 1932 a 1935 es larga y en rigor, si bien el Paraguay vivió un período de cohesión social y política sin precedentes, olvidando las diferencias partidarias, nuevamente la lista de los nombres de los hijos del Ñeembucú que marcaron su presencia activa en la historia.

Una nueva guerra civil afecta al Ñeembucú al igual que a todo el país, la del 47´, aflorando nuevamente las pasiones y los odios propios de los movimientos partidarios de la primera mitad del s. XX, provocando un aumento considerable del número de emigrantes. Numerosos miembros de la sociedad pilarense terminaron buscando asilo en los países vecinos. Más tarde llegará la dictadura del Gral. Stroessner, y sus consabidas consecuencias políticas para los opositores al régimen, un punto que necesita un espacio especial por lo significativo desde lo social e histórico para el departamento del Ñeembucú.

Sin embargo, los abundantes episodios de guerras civiles, son sus adversidades asociadas a los apresamientos y destierros, no aminoraron el optimismo ni el tesón de los habitantes de Pilar. La ciudad siguió con su lento proceso de desarrollo, a pesar del aislamiento, de las inequidades y de la emigración de sus habitantes. Y justamente serán sus habitantes quienes preocupados por ver día a día emigrar a sus hijos quienes son los protagonistas del origen de la Universidad Nacional de Pilar.

Origen y evolución de la Universidad Nacional de Pilar

La Universidad Nacional de Pilar fundamenta sus orígenes en el justo reclamo de una población por tanto tiempo aislada, la misma población heredera de tan rica y sufrida historia, que además de soportar estoicamente guerras y revoluciones civiles, también le tocó enfrentar el desentendimiento de un Estado ausente durante décadas, la carencia de una ruta de todo tiempo que le comunique con la capital del país, y como si todo fuera poco, la inundación de 1983.

La profesora Amalia Dávalos de Fossatti, una de las más activas participantes en el proceso que llevó a tener en la ciudad una Universidad comenta en entrevista que en principio la inquietud sobre los estudios superiores en la ciudad inclina a los ciudadanos a reunirse a fin de analizar la posibilidad de contar con una filial de la Universidad Nacional de Asunción o de la Universidad Católica de Asunción. Posteriormente se forma la “Comisión para la universidad Nacional de Pilar en Formación” quienes son los encargados de la presentación del proyecto a las autoridades nacionales. Los mimos comentarios y apreciaciones son vertidas por la escribana Elsa De Felicce, Secretaria general de la Universidad Nacional de Pilar desde su creación.

Otro hecho puntualmente resaltante constituye el gran interés e iniciativa de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, siendo el asesor de la comisión el Dr. Narciso González Romero, quien propició los estudios de factibilidad para la instalación de una universidad con énfasis en carreras agropecuarias y colaboró activamente en las gestiones.

Con la aprobación del Parlamento y con la noticia de dicha aprobación comunicada por la radio ZP12 Carlos Antonio López a toda la comunidad, se convocó la Asamblea popular que se reúne el 14 de Julio de 1991, en la que se resuelve fundar la “Universidad de Pilar en Formación”. Se destaca que este acto de fundación estuvo presentes Ministros, Senadores y Diputados Nacionales, altas autoridades educativas del país, así como Rectores y Decanos de diferentes Universidades de la vecina República Argentina. Un total de 121 personas firmaron el acta fundacional. Los pilarenses residentes en Asunción, también se reunieron y firmaron el acta, en un gesto de fuerza común para un objetivo en común. Surge así una Universidad que no solamente es una alternativa para fortalecer el desarrollo nacional, sino producto de una convicción sin límites de una población deseosa de responder a sus propias necesidades.

En 1994 por decreto de Ley N° 529/94 se convierte en Universidad Nacional y se constituye así en el más importante centro de formación de recursos humanos de la región. La UNP pasa a ser oficialmente la segunda universidad pública más antigua del país. Es la primera universidad organizada fuera de la capital. Su creación responde a las condiciones políticas que se dieron luego del advenimiento de la democracia en el Paraguay.

Importancia social del acceso a la educación Superior en el Marco Legal Nacional e Internacional

Tanto a nivel nacional como internacional, la problemática del acceso a la educación superior aparece fundamentada en diferentes instrumentos jurídicos que actúan de referentes a la hora de visualizar tanto las problemáticas existentes como así también las recomendaciones tanto de los organismos supranacionales como los locales.

El informe final de la Conferencia Mundial sobre Educación Superior celebrada en Francia en 1998 hace alusión al primer párrafo del artículo 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el acceso a la educación superior ha de ser igual para todos, en función de los méritos respectivos. Por consiguiente, en el acceso a la educación superior no se podrá admitir ninguna discriminación fundada en la raza, el sexo, el idioma, la religión o en consideraciones económicas, culturales o sociales, ni en discapacidades físicas (UNESCO, 1998). Por otro lado, también se afirma que apuntando a la equidad de oportunidades se establece que “... La admisión en la educación superior debe estar basada en el mérito, las capacidades, el esfuerzo, la perseverancia y la determinación de los aspirantes”.

Pero en lo que respecta al acceso “geográfico” a la educación superior, uno de los apartados se constituye en un elemento clave para el análisis de la problemática del presente trabajo:

La segunda mitad de nuestro siglo pasará a la historia de la educación superior como la época de expansión más espectacular; a escala mundial, el número de estudiantes matriculados se multiplicó por más de seis entre 1960 (13 millones) y 1995 (82 millones). Pero también es la época en que se ha agudizado aún más la disparidad, que ya era enorme, entre los países industrialmente desarrollados, los países en desarrollo y en particular los países menos adelantados en lo que respecta al acceso a la educación superior y la investigación y los recursos de que disponen. Ha sido igualmente una época de mayor estratificación socioeconómica y de aumento de las diferencias de oportunidades de enseñanza dentro de los propios países, incluso en algunos de los más desarrollados y más ricos. Si carece de instituciones de educación superior e investigación adecuadas que formen a una masa crítica de personas cualificadas y cultas, ningún país podrá garantizar un auténtico desarrollo endógeno y sostenible; los países en desarrollo y los países pobres, en particular, no podrán acortar la distancia que los separa de los países desarrollados industrializados. El intercambio de conocimientos, la cooperación internacional y las nuevas tecnologías pueden brindar nuevas oportunidades de reducir esta disparidad. (UNESCO, 1998, p. 19-20).

Entre las recomendaciones de la conferencia se establece que corresponderá a los Estados promover las disposiciones pertinentes de la Declaración por medio de la legislación y reglamentación nacionales y en la práctica educativa (UNESCO, 1998, p. 3). En este punto en particular, la creación de la UNP en el departamento del Ñeembucú convierte en una realidad la opción de garantizar equidad y desarrollo endógeno y sostenible.

En otro aspecto, en el informe final de la mencionada conferencia señala que, si bien es importante estimular la movilidad y los intercambios internacionales de alumnos y personal docente, al mismo tiempo se deben elaborar estrategias para contrarrestar las consecuencias negativas del éxodo de competencias.

En este sentido, tanto la Constitución Nacional en su artículo 76 como en las leyes relacionadas a la educación -La ley N° 1264 General de Educación y la Ley N° 4995 de Educación Superior- responden en gran medida a las recomendaciones de la UNESCO, en particular en los siguientes apartados:

El Estado tendrá la responsabilidad de asegurar a toda la población del país el acceso a la educación y crear las condiciones de una real igualdad de oportunidades (Ley N° 1264, art. 4).

La educación superior se regirá por el principio de igualdad de oportunidades y de condiciones en el acceso a los beneficios de la educación (Ley N° 4995, art. 5 inc. g).

Vínculos entre migración y educación superior

Los numerosos artículos trabajados en lo que respecta a las diversas problemáticas relativas a la educación superior -incluidos en la bibliografía- no aparece el fenómeno de las migraciones como un dato de particular interés, en lo que respecta a la relación entre los procesos migratorios y la educación superior. Esta problemática por el contrario si fue evidenciada en las charlas y entrevistas realizadas con miembros de la comunidad educativa de la UNP, quienes manifestaron que dicha problemática es la que da el puntapié inicial a las fuerzas vivas de la comunidad en la consecución de una alta casa de estudios en la ciudad de Pilar, capital del departamento del Ñeembucú.

Las entrevistas claves fueron realizadas a dos personas íntimamente vinculadas a la historia de la Universidad Nacional de Pilar. Por un lado, la profesora Amalia Dávalos de Fossatti (ya jubilada), que formó parte de la primera comisión para la creación de la Universidad, como así también la escribana Elsa De Felicce. Ambas referentes mencionaron que desde los inicios la comisión conformada estaba preocupada por la migración de los jóvenes en búsqueda de estudios superiores. Dicho dato fue corroborado también por el actual rector de la Universidad nacional de Pilar, el Dr. Víctor Ríos, quien oriundo de Isla Umbú (a 14 km. de la ciudad de Pilar) tuvo proseguir en Corrientes sus estudios universitarios.

En este sentido, los documentos y actas son fieles reflejos de los sentimientos de la población sensible al éxodo de los jóvenes en búsqueda de lugares en donde dar continuidad a los estudios superiores.

Como se puede evidenciar, tanto las entrevistas claves como los documentos del Archivo del Rectorado, coinciden en la problemática que generaba la falta de una oferta de educación superior en el departamento del Ñeembucú con el proceso de migración de su población más joven.

Diagnóstico a 25 años de la creación de la Universidad

El contexto Inicial

Los primeros documentos relativos a la creación de la Universidad Nacional de Pilar coinciden en lo temporal con el proceso de democratización del país. Víctor Imas en un trabajo denominado Pobreza, desigualdad de oportunidades y políticas públicas en Paraguay, 1990-2010 presenta claramente el panorama educativo heredado de la dictadura:

La dictadura finaliza con la población en condiciones lamentables de educación. En 1989, el nivel promedio de años de estudio de la población era de 5,4 años. La población en edad escolar (5 a 18 años) matriculada en algún nivel educativo era del 54% (…) Se estima que para 1990 la matriculación al primer grado era aproximadamente del 90%, sin embargo, la deserción era alta, especialmente en las zonas rurales. Las tasas de retención al 5to. grado para ese año eran del 70,4% en total y apenas del 59,9% en las zonas rurales. En 1993 (un año antes de la implementación de la Reforma Educativa), en la educación secundaria y terciaria, la participación de los jóvenes del 20% más pobre era significativamente menor al 20% más rico: 9,8% frente a 34% y 4% frente a 51% respectivamente. (Imas, 2012, p. 128).

A pesar de esta situación a nivel nacional, el departamento del Ñeembucú y en especial las fuerzas vivas de la ciudad de Pilar, concebían la importancia de poder contar con una casa de altos estudios que permitiesen enfrentar la realidad que evidenciada en sus propios testimonios enfrentaban: el éxodo de los jóvenes en búsqueda de estudios superiores.

Los resultados cualitativos a la luz de los documentos de origen comparados a los datos estadísticos.

En la nota del 5 de junio de 1985 dirigida al Rector de la Universidad Nacional de Asunción Dionisio González Torres se evidencia en forma documental la necesidad de contar con una casa de estudios superiores, tomando como problemática la cantidad de egresados bachilleres, en especial de la ciudad de Pilar -donde gran parte de la población de otros distritos asistía a los centros de la capital departamental- y en dicho documento se solicita se pueda establecer primero una sucursal de la Universidad Nacional de Asunción (Figura 3).

Figura 3 1985. Nota remitida al Rector de la Universidad Nacional de Asunción. 

Con el tiempo, este grupo de fuerzas vivas, representantes del sector de la producción, el comercio, la banca y la industria derivó en la constitución de una comisión que se encargó de la elaboración del Anteproyecto de creación de Estudios de Nivel Superior Pilar, con las orientaciones del Prof. Dr. Narciso González Romero, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Asunción. La participación del Ing. Jhon Fitzpatrick en la elaboración del estudio de factibilidad fue fundamental en el proceso de creación de la Universidad, puesto que en el mencionado documento señala la problemática de la migración por búsqueda de oportunidades y de estudios superiores, además de mencionar el importante número de bachilleres que egresaban para la fecha en el departamento, que alcanzaba la cifra de 552 entre los años 1986 a 1989 (Figura 4).

Figura 4 1990. Fragmentos del Proyecto de Factibilidad Ing. Jhon Fitzpatrick 

Tanto en el documento del proyecto de factibilidad presentado por el Ing. Fitzpatrick como en el mencionado trabajo de Imas, se menciona la problemática de la necesidad de profesionales en el área de la educación preparados para el desafío de superar los escollos en educación. Los datos arrojados del archivo de Rectorado dan cuentas claras del gran aporte social de la universidad ante esta problemática: entre los años 1991 y 2014 la Facultad d Humanidades y Ciencias de la Educación brindó respuesta a las necesidades que dieron origen a la UNP, con un total de 1140 profesionales en Ciencias de la Educación (Figura 5).

Figura 5 UNP 1996-2014. Títulos emitidos por facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. -títulos intermedios, títulos de grado y de posgrado. Fuente: UNP Archivo de Rectorado. 

En el contexto del mencionado Proyecto de Factibilidad, aparecen datos de entrevistas con actores sociales de Pilar, entre los que se menciona la realizada al Dr. Milcíades Ortíz Granada, Director General del I.P.S (Instituto de Previsión Social) sede Pilar. El Dr. Ortíz informa que existían en la zona aproximadamente 70 enfermeras prácticas, sin entrenamiento formal quienes necesitaban de adiestramiento técnico en salud. Nuevamente los resultados cuantitativos nos permiten visualizar en el cuadro de Títulos emitidos por la facultad de Ciencias Aplicadas en el área de Ciencias de la Salud, el impacto social de la UNP en sus 25 años de existencia con un total de 297 egresados, de los cuales 65 son en enfermería, 90 Técnicos superiores en Ciencias de la Salud, 61 licenciados en enfermería y 81 licenciados en Ciencias de la Salud (Figura 6).

Figura 6 UNP 1996-2014. Títulos emitidos por facultad de Ciencias Aplicadas en el área de Ciencias de la Salud. Fuente: UNP Archivo de Rectorado. 

Otro aspecto mencionado en el Proyecto de factibilidad era el de la necesidad de contar con mano de obra calificada en la zona, que permitiera el acceso a inversiones ya sea en el ámbito de la producción agropecuaria, materias primas, instalación y mantenimiento de maquinarias, concepto de manejo de empresas y comercialización de productos. En el gráfico de Títulos emitidos por las facultades de Ciencias Aplicadas, Ciencias Contables y Ciencias Agropecuarias que se presenta a continuación se puede visualizar el impacto al respecto desde la creación de la UNP con un total de 1464 profesionales de las facultades de Ciencias aplicadas; Ciencias contables, administrativas y económicas como así también de la facultad de Ciencias Agrarias y Desarrollo Rural (Figura 7).

Figura 7 UNP 1996-2014. Títulos emitidos por las facultades de Ciencias Aplicadas, Ciencias Contables y Ciencias Agropecuarias. Fuente: UNP Archivo de Rectorado 

Más allá del análisis de los datos obtenidos con las resoluciones de egresados, la relación con otros datos estadísticos a nivel nacional revela el verdadero impacto de la creación de la UNP: mientras que la matrícula en Educación Media en el departamento del Ñeembucú se mantuvo con un promedio aproximado de 3200 alumnos entre los años 1992 al 2012 (M.E.C) en el mismo período de tiempo con la creación de la U.N.P. se obtuvo un total de 2236 egresados. En esta proporción, la UNP pudo absorber la demanda de aproximadamente un 23 % de los egresados del período 1992-2012, lo que representa un factor importante que ha impactado en los procesos de emigración como así también en el crecimiento endógeno de la comunidad ñeembuqueña.

CONCLUSIONES

El origen de la Universidad Nacional de Pilar coincide con el advenimiento de la democracia. Nuevos aires se comenzaban a respirar en Paraguay, y aunque la situación educativa que dejaba la dictadura no era alentadora, el fabuloso capital humano del Ñeembucú demostró con los datos de qué manera durante sus 25 años de existencia pudo influir en la retención de dicho capital para la prosperidad del departamento. Las preocupaciones de sus fundadores transformadas en la base constitutiva de la Universidad Nacional de Pilar, surgen a modo de respuesta a una demanda de la sociedad ñeembuqueña de brindar oportunidades de desarrollo local a los hijos de esa tierra que migraban permanentemente en búsqueda de proseguir los estudios superiores.

Si bien el marco legal es claro en lo que corresponde al derecho a la educación superior sin discriminaciones y en igualdad de condiciones, solo es en el documento de la UNESCO correspondiente a la conferencia sobre educación superior celebrada en París Francia en 1998 donde se señala la necesidad de que los Estados cuenten con universidades públicas a las que pueda acceder la población para garantizar verdadera equidad y desarrollo. Esta problemática claramente visualizada en Pilar, capital departamental del Ñeembucú, es una problemática poco abordada desde la mirada de la universidad como elemento de retención ante los procesos emigratorios de las comunidades que no cuentan con altas casa de estudio.

Entre los artículos trabajados no figura el fenómeno de los procesos migratorios relacionados con la educación superior. Esta problemática por el contrario si fue evidenciada en las charlas y entrevistas realizadas con miembros de la comunidad educativa de la UNP, como así también en los documentos del Archivo del Rectorado, en especial en el proyecto de factibilidad presentado por el Ing. John Fitzpatrick.

Los numerosos documentos del Archivo del Rectorado de la UNP permitieron el acceso a los más valiosos datos, por un lado, las actas constitutivas que evidenciaron la problemática social que dio origen a la Universidad Nacional de Pilar, y por otro, las resoluciones de los egresados en el período comprendido entre 1992-2014 que arrojaron resultados cuantitativos que al compararlo con las necesidades sociales evidenciadas en los documentos y confirmadas en las entrevistas demostraron claramente el alto impacto de la Universidad Nacional de Pilar en sus 25 años de historia. Como ejemplo cabe mencionar la necesidad de personal idóneo en el área de la salud mencionado en el proyecto de factibilidad y el aporte de 297 egresados, de los cuales 65 son en enfermería, 90 Técnicos superiores en Ciencias de la Salud, 61 licenciados en enfermería y 81 licenciados en Ciencias de la Salud. En la misma línea se puede mencionar la necesidad de personal calificado para mandos medios y mano de obra calificada ya sea en el ámbito de la producción agropecuaria, materias primas, instalación y mantenimiento de maquinarias, concepto de manejo de empresas y comercialización de productos y el valioso aporte en este ámbito de la Universidad Nacional de Pilar que en sus 25 años impactó en este sentido con un total de 1464 profesionales de las facultades de Ciencias aplicadas; Ciencias contables, administrativas y económicas como así también de la facultad de Ciencias Agrarias y Desarrollo Rural.

Conocer con detalles la historia que configuró a la UNP es acercarnos aún más a la conciencia de pertenencia que existe de forma natural en los ñeembuqueños, fortalecer la herencia en las nuevas generaciones expuestas a excesivas influencias foráneas de carácter alienante. En este sentido y ante la complejidad de los desafíos mundiales, presentes y futuros, la UNP en su carácter de universidad de referencia en el sur del país y en la región gracias a la amplia internacionalización lograda en los últimos años, tiene la responsabilidad social de hacer avanzar nuestra comprensión de problemas polifacéticos con dimensiones sociales, económicas, científicas y culturales, así como nuestra capacidad de hacerles frente. Por esta razón se espera que este pequeño aporte sea un disparador de nuevas investigaciones en la UNP, que puedan ampliar, mejorar e inclusive corregir los resultados de este trabajo.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Boccia Romañach, A. (2007). La villa de Pilar de Ñeembucú en la historiografía paraguaya. Asunción: Servilibro. [ Links ]

Foguel, R. (2002). Pobreza y el rol del Estado en Paraguay. Asunción: CERI Centro de Estudios Rurales Interdisciplinarios. [ Links ]

Foguel, R. (2008). Alteraciones ambientales y desarrollo territorial en el Ñeembucú .UNP/CERI Centro de Estudios Rurales Interdisciplinarios. [ Links ]

Fisher, P. (1997). Inmigración y Emigración en Paraguay 1870-1960. Asunción: BASE Investigaciones Sociales. [ Links ]

Imas, V. (2012). Pobreza, desigualdad de oportunidades y políticas públicas en Paraguay, 1990-2010. En O. Jacob, Pobreza, desigualdad de oportunidades y políticas públicas en América Latina. Rio de Janeiro: Fundación Konrad Adenauer. [ Links ]

Mazó Miers, C. A. (2007). Apuntes para la historia de Pilar. Pilar: Del autor. [ Links ]

Miglo, Y. O. (2013). Niñez, migraciones y Derechos humanos en Argentina: Estudio a 10 años de la Ley de migraciones. Lanús: Universidad Nacional de Lanús. [ Links ]

Constitución Nacional. (1992). Asunción, Paraguay. [ Links ]

Ley N° 1264/98. (1998). Ley General de Educación. República del Paraguay. [ Links ]

Ley N° 4995/2013. (2013). Ley General de Educación Superior. República del Paraguay. [ Links ]

Ley N° 529/94. (1994). Creación de la Universidad Nacional de Pilar. República del Paraguay. [ Links ]

Palau, T. (1995). Residencia y migración en la frontera paraguayo argentina: El caso de Formosa-Alberdi. Formosa, Argentina: Universidad Nacional de Formosa. [ Links ]

UNESCO. (1998). Conferencia Mundial sobre Educación Superior. Paris: UNESCO. [ Links ]

Viola, A. (1993). La Villa de Nuestra Señora del Pilar. Anuario de la Academia Paraguay de la Historia, XXXI. [ Links ]

Recibido: 18 de Julio de 2018; Aprobado: 09 de Febrero de 2019

Correspondencia: mpaglialunga@hotmail.com

Conflictos de Interés: Ninguna que declarar.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons