SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.6 issue2Spectral signatures in the calculation of carbon dioxide absorption by Eucalyptus Globolus case Moho, Puno author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Revista Científica de la UCSA

On-line version ISSN 2409-8752

Rev. ciente. UCSA vol.6 no.2 Asunción Aug. 2019

http://dx.doi.org/10.18004/ucsa/2409-8752/2019.006.02.003-005 

EDITORIAL

Reflexiones sobre la lectura en la universidad

Luz G. del Puerto1 

1Universidad del Cono Sur de las Américas (UCSA). Asunción, Paraguay

“La lectura es el ejercicio que mejor prepara la mente”, esta frase tan sencilla de Guillermo Jaim Etcheverry, (2000,p.182) sintetiza, la poderosa función de la lectura en la formación cultural de las personas.

Fomentar un entorno favorable para la lectura por parte de las instituciones educativas es fundamental, pues la promoción de la lectura debe darse también en el nivel universitario. Desde el primer día de clase los estudiantes deben enfrentarse a la lectura de distintos tipos de textos, del mismo modo, al ingresar al nivel universitario, los estudiantes deben enfrentarse a nuevas maneras de pensar y adquirir conocimientos y de comprender los textos, La ausencia de esas habilidades incide en el nivel académico, lo cual puede incluso llevar a la deserción universitaria.

Dada la importancia de la infomación en la formación de investigadores, el estudiante requiere de autonomía en su capacidad de investigar, transformar, producir, difundir y utilizar la información. En las instituciones educativas de todos los niveles, los docentes son los modelos lectores y esa relación con la lectura y sus hábitos tendrá un efecto, positivo o negativo, en los estudiantes, al respecto señala (Ramirez Leyva, citado en Rovira y López 2017) “las instituciones de educación superior deben formar lectores activos para desarrollar en ellos las capacidades que les permitan hacer de la información, el aprendizaje, los conocimientos y las innovaciones en las distintas áreas” .

El concepto actual de lectura se refiere a ésta como “un proceso a través del cual el lector elabora un significado en su interacción con el texto (Anderson y Person, citado en Cooper (1999,p17). La lectura ha pasado de ser una habilidad que se aprende de una vez y para siempre en la etapa de alfabetización inicial, y se enfatiza el concepto de proceso, de esa forma en cada etapa de la formación académica, el estudiante debe aprender y adquirir nuevas habilidades y estrategias de lectura. La habilidad lectora puede darse independientemente del formato en el que el texto escrito aparece (pueden ser impresos, digitales, audiovisuales o multimediales). Para que la lectura cumpla su verdadera función se debe lograr la comprensión del texto. “Leer implica comprender el texto escrito” (Solé, 2009,p18).

Por otra parte, la educación hoy en día se entiende como interacción entre las instituciones educativas con la vida, y la enseñanza con la sociedad, en ese sentido la lectura debe trascender el ámbito académico. El docente debe interesarse por la realidad local, nacional, y de sus alumnos como sujetos del proceso educativo. Los estudiantes? Los profesores? Deben conocer estas realidades para que en su interrelación se transformen y desarrollen. La mediación del docente universitario es fundamental. La profundización de la vida científica pasa a exigir del estudiante una postura metódica y rigurosa. (Rovira y López, 2017)

La importancia de la formación de estudiantes y profesores en la promoción de lectura en este nivel, resulta fundamental, pues esta actividad cognitiva es la que posibilita un sinnúmero de aprendizajes que tienen que ver, tanto con la adquisición de contenidos disciplinares, como con el desarrollo de habilidades y estrategias de lectura. El inicio de los estudios universitarios es un ámbito y un momento en el que debe efectuarse esta alfabetización académica, con el fin de brindarle los elementos para acceder a los textos, a la información, al vocabulario propio de la vida universitaria y finalmente convertirse también ellos en promotores de esta habilidad transversal.

En la actualidad es esencial que el docente universitario se convierta en promotor de la lectura y de la utilización de libros en su formación académica. El docente como mediador de lectura debe conocer las estrategias necesarias para facilitar el acceso a todo tipo de lectura, y esa lectura no debe reducirse a una actividad académica basada en las exigencias de la materia, sino como interés personal de formarse para la vida. Se debe tener en cuenta que se espera que los estudiantes universitarios adquieran una conducta de profundo interés hacia la ciencia, que debe ser crítica y rigurosa; esa actividad de estudio en el nivel universitario, dependerá del propio esfuerzo del estudiante, lo cual requiere una formación como lector y escritor autónomo y crítico. (Rovira y López, 2017)

Mgtr. Luz G. del Puerto Prof. de Técnicas de Redacción e investigadora de la Universidad del Cono Sur de las Américas (UCSA)

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons