Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 no.1Resultados perinatales en pacientes complicadas con rotura uterina intraparto: Perinatal outcomes in patients complicated with uterine rupture in laborResultados Perinatales en Gestantes con Cardiopatías del Hospital Nacional  índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

DEL NACIONAL
ISSN 2072-8174 versão impressa

 


Rev. Nac. (Itauguá) v.3 n.1 Itauguá out. 2011

®carregue o artigo em formato PDF

 
Como citar este artigo

ARTÍCULO ORIGINAL

 

Restricción del Crecimiento Intrauterino Diagnosticado Durante el Embarazo

 

 

Intrauterine Growth Restriction Diagnosed During Pregnancy

 

 

*Cynthia Diaz, Celeste Aparicio

Centro Materno Infantil de la Universidad Nacional de Asunción Hospital Materno Infantil San Lorenzo, Paraguay

 


RESUMEN

Introducción: la Restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) es una patología caracterizada por una limitación del potencial del crecimiento fetal. Esta afección aumenta 6 a 10 veces el riesgo de mortalidad. Objetivos: determinar la prevalencia de la RCIU e investigar los resultados perinatales adversos que se presentan con mayor frecuencia. Metodología: estudio observacional, retrospectivo, de corte transverso. Población de estudio: gestantes que acudieron a la Cátedra de Ginecología y Obstetricia, en el periodo comprendido entre enero 2000 y diciembre 2003. Resultados: entre 8991 partos se hallaron 48 casos de RCIU. Fue más frecuente en las mujeres con más de 3 embarazos y con insuficiente control prenatal. La mayoría de los recién nacidos tenían bajo peso (menos de 2500 gr). El 62% eran recién nacidos a término con la prueba de Capurro. El 20,8% fueron hospitalizados por enfermedades respiratorias y hubo una muerte. La principal enfermedad de la madre fue la hipertensión arterial severa. Conclusiones: La prevalencia de RCIU fue del 0,53 %.

Palabras clave: Retardo del Crecimiento fetal; Desarrollo Fetal, Insuficiencia Placentaria; Hipertensión Inducida en el Embarazo; Resultado del Embarazo; Paraguay


ABSTRACT

Introduction: Intrauterine growth restriction (IUGR) is a disorder characterized by limited potential of fetal growth. This condition has a 6 to 10 fold increased mortality risk. Objectives: To determine the prevalence of IUGR and investigate adverse perinatal outcomes that occurs more frequently. Methodology: An observational, retrospective cross-sectional study. Study population: pregnant women attending the Department of Gynecology and Obstetrics during the period between January 2000 and December 2003. Results: 48 cases of IUGR were found among 8991 deliveries. It was more common in women with more than 3 pregnancies and inadequate prenatal care. Most infants had low
birth weight (less than 2500 gr). 62% were term infants with the Capurro test. 20.8% were hospitalized due to respiratory disease and there was one death. The main maternal disease was severe hypertension. Conclusions: The prevalence of IUGR was 0.53%.

Key words: Fetal Growth Retardation; Fetal Development; Placental Insufficiency; Hipertensión, Pregnancy-Induced; Pregnancy Outcome; Paraguay


 

 

INTRODUCCIÓN

La Restricción del Crecimiento Intrauterino (RCIU) es una patología caracterizada por una limitación del potencial del crecimiento fetal, de causa heterogénea y con manifestación variable. En general, se encuentra asociada con un aumento de 6 – 10 veces de riesgo de muerte perinatal. La evaluación neonatal define como pequeño para la edad gestacional (PEG ) a los recién nacidos cuyo peso se presenta por debajo de lo estadísticamente considerado normal para su edad gestacional. 1,2

La evaluación obstétrica, por ser indirecta, es más difícil y menos exacta que la antropometría neonatal. A pesar de ello, actualmente es posible efectuar un diagnóstico antenatal precoz con el fin de tomar medidas terapéuticas que permitan revertir o atenuar el proceso y realizar un manejo oportuno de la RCIU.

Con la utilización de la ecografía se facilita un diagnóstico más preciso al calcular con gran exactitud la edad gestacional y conocer si el feto tiene un crecimiento correcto o por el contrario este se encuentra alterado, con una mayor precisión en las tablas de medición de parámetros del feto.

Con el estudio Doppler se obtiene una evaluación más completa del flujo sanguíneo en los vasos fetales (aporte de oxigeno, intercambio materno fetal y la existencia de la insuficiencia placentaria).3,4,5,6

La definición más aceptada de RCIU es un crecimiento fetal por debajo del percentil 10 para la edad gestacional en una curva de crecimiento intrauterino seleccionada7,8,9,10,11

La RCIU es por definición una patología crónica, donde la causa más importante es la insuficiencia placentaria causante en última instancia de hipoxemia y acidosis fetal. 8

Se distinguen varios tipos

RCIU simétrico, Tipo I, armónico o precoz: es aquel en el que los segmentos corporales del feto ( perímetro cefálico, talla y peso corporal) mantienen una proporción adecuada. La primera causa de RCIU Tipo I son las alteraciones cromosómicas, que alcanzan hasta 30 % cuando se asocian a malformaciones estructurales. 8,11

Tiene mal pronóstico cuando es severo y de instalación precoz porque se asocia con alteraciones cromosómicas, malformaciones e infecciones congénitas fetales o con patología materna grave. Cuando es leve y de instalación tardía tiene buen pronóstico porque casi de regla corresponde a un RCIU constitucional. 12

De acuerdo al momento en que actué la noxa sobre el feto podemos clasificar al RCIU en tipo I o simétrico que se caracteriza por la disminución del número total de células y el tipo II, asimétrico, que se distingue porque el volumen celular esta reducido.

RCIU asimétrico, Tipo II, disamónico o tardío: es aquel RCIU en el que existe un compromiso predominante de la circunferencia abdominal (CA) con respecto al diámetro biparietal (DBP) o el fémur (LF) . El perímetro abdominal disminuye al afectarse el tejido graso y el hígado que determinan la disminución del peso.

Con frecuencia la insuficiencia placentaria ocasiona este tipo de restricción asimétrica y acontece habitualmente cuando la noxa es la hipertensión inducida por el embarazo y afecta la circulación útero placentaria por alteraciones vasculares, alrededor de las 32 semanas. 8

RCIU Tipo III o semiarmónico: cuando los mecanismos que ocasionan la restricción del crecimiento fetal son mixtos, actuando en la fase relativamente inicial de la gestación y siguiendo en la etapa intermedia donde el feto presentara un aspecto hipotrófico. Este tipo menos frecuente es secundario a embriopatías infecciosas o tóxicas. 12

Afecta al 3- 10 % de los nacimientos, lo que dependerá de la población estudiada, de los criterios diagnósticos empleados y fundamentalmente dela curva de crecimiento patrón utilizada.11

La morbi-mortalidad perinatal y neonatal es elevada, y la RCIU participa en aproximadamente 26 % de las muertes fetales intraútero. 12

La etiología del RCIU es multifactorial. Se han reconocido factores de riesgo maternos, fetales y ovulares . El 60 % de las RCIU ocurren en embarazadas que presentan factores de riesgo. 14,15,16,17,18

Los estudios de seguimiento efectuados destacan la mayor incidencia de morbimortalidad perinatal y complicaciones en fetos y neonatos con RCIU11

El diagnóstico de RCIU se basa en el conocimiento exacto de la edad gestacional. El diagnóstico debe sustentarse en base a los parámetros de anamnesis, control clínico del crecimiento uterino, la búsqueda de diagnóstico de las probables patologías causales de la RCIU y el diagnóstico ecográfico y del estado fetal.

Los exámenes auxiliares utilizados para su diagnostico comprenden

Ultrasonido obstétrico: La sensibilidad comunicada para los diferentes parámetros ecográficos es de alrededor de 70 %. Todas las mediciones dependen de un conocimiento de la edad gestacional. Diversos son los parámetros utilizados, sin embargo se recomiendan.13,14

*Certificar la edad gestacional, hasta las 12 semanas mediante la longitud cráneo- caudal; el diámetro biparietal (DBP) y longitud femoral (LF)

*Estimación del peso fetal, se considera el mejor método para evaluar el crecimiento, definiendo como RCIU al feto cuyo peso estimado es menor al percentil 10. De las diferentes fórmulas y tablas descritas se sugiere utilizar la de Hadlock y Harrist.

*Circunferencia abdominal (CA), es el parámetro único que mejor se correlaciona con el peso fetal (ya que incluye el volumen completo del hígado fetal, órgano principalmente afectado n la restricción). Puede modificarse con la actividad respiratoria fetal, el oligoamnios severo o la compresión ejercida con el transductor por el examinador. Presenta una sensibilidad del y especificidad del 85 % y u valor predictivo positivo del 40 %.

Severidad, dependiendo del segmento de la curva en que cursa el peso del feto con RCIU, pueden sub clasificarse en leves ( p 5- 10), moderados ( p 2- 5) y severos (p <2). Esta sub clasificación sólo puede realizarse con cierta certeza desde las 28 semanas.

Cuando el control ecográfico comienza en el tercer trimestre, y se encuentra una medida ecográfica por debajo del valor esperado para su edad gestacional debe pensarse en: un error del cálculo de amenorrea o en una RCIU. Por lo tanto debe realizarse la valoración del crecimiento fetal en 2 exploraciones ecográficas seriadas, con intervalos de 2 semanas para valorar la evolución de los parámetros medidos a lo largo del tiempo. Un tiempo menor no permitiría apreciar cambios a causa de errores de medición.

*Proporcionalidad: circunferencia craneana/ circunferencia abdominal (CC / CA). Cuando es mayor al percentil 97, identifica los RCIU asimétricos con una sensibilidad de 82 %. Fémur / abdomen (LF / CA) es un parámetro independiente de la edad gestacional, sus valores normales fluctúan entre un 0,20 y 0,24.

*Líquido amniótico: de baja sensibilidad y alta especificidad. Se considera como prueba de evaluación de la unidad feto placentaria.

*Anatomía fetal: identificar malformaciones que expliquen el RCIU.3,5,7,19

Doppler: Permite el estudio de la circulación útero placentaria y fetal. Ante un embarazo con riesgo de RCIU se inician los estudios de flujometría alrededor de las 25 semanas. La utilización del Doppler umbilical en pacientes con RCIU y/ o preeclampsia ha producido una disminución significativa en el riesgo de muerte fetal de aquellos con alto riesgo de muerte.6,20

Cordocentesis: Procedimiento invasivo que permite el estudio del RCIU severo y de inicio precoz, que responde a etiología infecciosa y enfermedades cromosómicas. Permite valorar el grado de hipoxia y/ o acidosis fetal. 8

Los criterios de interrupción del embarazo son:

EMBARAZO DE TÉRMINO: en caso de feto simétrico constitucional podría adoptarse una conducta más expectante si la unidad placentaria está indemne y existen malas condiciones obstétricas para la interrupción. Importante rol de la flujometría doppler5,22

EMBARAZO DE PRETÉRMINO:

- Detención del crecimiento: embarazo mayor de 32 semanas debe comprobarse la madurez pulmonar fetal. En caso de inmadurez bioquímica, inducir con corticoides e interrumpir a las 48 hs.

- Compromiso de la unidad feto placentaria: doppler con flujo diastólico ausente o reverso en arteria umbilical, test de tolerancia a las contracciones positivo, perfil biofísico alterado ( < 6 / 10), oligoamnios severo, equilibrio ácido básico patológico en sangre fetal (cordocentesis). 16,17,23,24,25

PATOLOGÍA MATERNA QUE CONDICIONE LA INTERRUPCION.

- No existiendo contraindicación para el parto vaginal, con evaluación de la unidad feto placentaria normal, puede realizarse inducción del trabajo de parto.

Debe tenerse presente que durante la inducción el feto con RCIU tiene menor capacidad de tolerar el sufrimiento fetal.

Se indica cesárea selectiva en los siguientes casos: antecedentes de aborto y muerte fetal, sufrimiento fetal, oligoamnios, Flujometría Doppler anormal, patologías maternas graves no controladas, malformaciones fetales que podrían originar distocias. 26,27,28,29,30

 

OBJETIVOS

1-Determinar la prevalencia de la RCIU

2-Investigar los resultados perinatales adversos (RPA) que se presentan con mayor frecuencia en los casos de RCIU

3-Buscar los factores de riesgo predisponentes más frecuentes.

 

METODOLOGIA

Diseño: estudio observacional descriptivo, retrospectivo, de corte transverso.

Población de estudio: gestantes que acudieron a la Cátedra de Ginecología y Obstetricia, en el periodo comprendido entre enero de 2000 hasta diciembre de 2003.

Muestreo: no probabilístico de casos consecutivos.

Criterios de inclusión: gestantes de 30 a 40 semanas que siguieron control prenatal en el servicio y recién nacidos con RCIU cuyos datos neonatales estén debidamente completos.

Variables de interés: datos demográficos y clínicos, enfermedades maternas: tabaquismo, ingesta de sustancias nocivas, hipertensión arterial, diabetes mellitus. Datos del recién nacido: peso y Apgar al minuto

 

RESULTADOS

Fueron revisados 8991 expedientes, encontrándose 48 casos de RCIU: prevalencia 0,53%. Los rangos de edad de las pacientes que presentaron RCIU se distribuía de la siguiente manera: 20-35 años: 30 casos (62,5%), mayores de 35 años: 10 casos (20,8%), menores de 20 años: 8 casos (16,6%).

En cuanto a la escolaridad, 23 pacientes (47,91%) alcanzaron el nivel primario; 21 pacientes (43,75%) la secundaria, 3 pacientes (6,25 %) nivel terciario y 1 paciente (2,08 %) sin escolaridad.

En relación a la talla de las mujeres, sólo 20 (41, 66 %) tenían datos de su estatura, siendo todas ellas mayores a 150 cm.

La paridad se distribuía entre multíparas: 22 casos (31,2%), primigestas: 15 casos (31,2%), grandes multíparas: 11 casos (22,9%).

El 100 % de las pacientes referían que no fumaban, que no ingerían alcohol u otras sustancias tóxicas.

Las patologías maternas asociadas al embarazo halladas con mayor frecuencia fueron la Hipertensión inducida por el embarazo y la Hipertensión arterial crónica (Gráfico 1)

 

 

En cuanto al control prenatal, en 42 casos (87,5%) fue insuficiente y sólo 6 pacientes (12,5%) lo realizaron suficientemente.

La vía final del parto fue la cesárea en 34 casos (70,83%) y parto vaginal en 14 casos (29,16%).

El peso de los recién nacidos varió, así 36 casos (75%) oscilaban entre 1500-2500 g, 8 casos (16,6%) más de 2500 g y 4 recién nacidos (8,33%) eran de menos de 1500 g.

El Apgar igual o mayor a 7 fue observado 36 recién nacidos (75%), siendo el resto un Apgar menor a 7

La edad gestacional por Capurro reveló 30 recién nacidos (62,5%) de término y 18 (37,5%) de pretérmino. Fueron pequeños para la edad gestacional 34 recién nacidos (70,83%) y adecuados para la edad gestacional 14 (29,16%).

Las complicaciones neonatológicas fueron: reanimación 8 casos (16,6%), hospitalización 10 casos (20,83%). Se produjo el fallecimiento de uno de los recién nacidos.

La patología más frecuente que se presentó en los recién nacidos fue el Síndrome de distress respiratorio y/o Síndrome de membrana hialina: 16 casos (33,3%) (gráfico 2)

 

 

DISCUSIÓN

En el presente trabajo se encontró que la prevalencia de RCIU fue del 0,53 %, menor del que se describe en la literatura.8

En relación a la edad de las pacientes, la mayoría (62,5 %) se encontraba en la franja etaria ideal para la reproducción (20 – 35 años), con un menor porcentaje para las que se encontraban por debajo y por encima de las mismas.

Los factores predisponentes que influyen en el desarrollo de esta patología se presentaron en la mayoría de los casos, como ser las edades por fuera del rango ideal para la reproducción, el nivel educacional primario, la paridad de las pacientes, la falta de control prenatal adecuado y la presencia de varias patologías maternas asociadas, que podrían deberse al nivel socioeconómico bajo, que limita aún en nuestro medio el cuidado adecuado y la educación necesaria para evitar los mismos.

Comparando la paridad de las pacientes, se observa que un poco más de la mitad eran primigestas o grandes multíparas, coincidiendo con la literatura de que presentan más posibilidades de influir en el desarrollo fetal.30

Según los datos obtenidos, ninguna de las pacientes tenía algún hábito vicioso como ser tabaquismo o ingesta de sustancias nocivas que pudieran influir en la gestación.

Las patologías maternas asociadas al embarazo que se presentaron en las pacientes estudiadas coinciden con las que se describen en los textos, siendo la más frecuente la Hipertensión inducida por el embarazo, seguida por la Hipertensión arterial crónica y las infecciones. En un estudio sobre Resultados perinatales adversos en adultas y adolescentes del Hospital Nacional de Itauguá en el 2003, se encontró que la patología materna más frecuente en ambos grupos fue la Rotura prematura de membranas; fueron más frecuentes en adultas y en ambos grupos la hipoxia fue el fenómeno más frecuente. No hubo diferencias en el número de óbitos.2

La vía final del parto fue preferentemente cesárea. El 75 % de los recién nacidos nacieron con bajo peso y 8,33 % fueron de muy bajo peso. En Latinoamérica se estima que la incidencia del bajo peso al nacer oscila entre el 4,6 y 14,8 % de todos los nacimientos. La RCIU es responsable del 30 % al 60 % de estos bajos pesos.

En aproximadamente dos tercios de los casos los recién nacidos fueron pequeños para la edad gestacional, la mayoría de los cuales fueron de término según Capurro.

Del total de recién nacidos, 8 requirieron algún tipo de reanimación neonatal. Se encontró que la mayoría presentó patologías respiratorias en grados variables y trastornos metabólicos. Las consecuencias de la RCIU sobre el desarrollo de los recién nacidos (excepto las de origen genético) pueden presentarse menos frecuentemente si el mismo es diagnosticado precozmente.22

 

CONCLUSIONES

La prevalencia de RCIU en nuestro Servicio fue 0,53 %.

Los factores de riesgo maternos más frecuentes fueron la Hipertensión inducida por el embarazo y la Hipertensión arterial crónica.

Los resultados perinatales adversos que se presentaron con mayor frecuencia en los casos de RCIU fueron el Síndrome de distress respiratorio y/o Síndrome de membrana hialina (33,3%). Los resultados perinatológicos hallados fueron que una gran parte de los recién nacidos presentaron pesos bajos y muy bajos al nacer, siendo la mayoría pequeños para la edad gestacional, también recién nacidos de pretérmino con diversas patologías asociadas, principalmente las pulmonares y las metabólicas, además de un desenlace fatal.

 

CONFLICTO DE INTERÉS

Los autores declaran no existir conflicto de interés.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Acosta A, Zanotti L. Alcohol, tabaco y embarazo. En: Acosta A. y col. Ginecología y obstetricia. 1° Ed. Asunción. EFACIN. 2004: 718- 723.

2. Aparicio C, Galeano N, Vázquez G. Resultados Perinatales Adversos en adultas y adolescentes. En: Publicación oficial de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia. Edición especial. Asunción. 2004, 62.

3. Bataglia V, Soilán A. Drogas y embarazo. En: Acosta A. y col. Ginecología y obstetricia. 1° Ed. Asunción. EFACIN. 2004:706- 707.

4. Di Martino C. La prematurez: antecedentes y consecuencias. En: Acosta A. y col. Ginecología y obstetricia. 1° Ed. Asunción. EFACIN. 2004: 744- 748.

5. Di Martino C. Hipertensión y embarazo. Resultados perinatales. En Ginecología y Obstetricia. Publicaciones científicas del XV Congreso Latinoamericano de Obstetricia y Ginecología. FLASOG. 6-11 de octubre 1996. 500-509.

6. Gallo M. Métodos del control del bienestar fetal durante el embarazo. En: Acosta A. y col. Ginecología y obstetricia. 1° Ed. Asunción. EFACIN. 2004: 591- 595.

7. Gallo M, Arenas J. Ecografía en obstetricia y ginecología. En: Acosta A. y col. Ginecología y obstetricia. 1° Ed. Asunción. EFACIN. 2004: 482- 492.

8. Ruoti A, Ruoti M. Retardo del crecimiento intrauterino. En: Acosta A. y col. Ginecología y obstetricia. 1° Ed. Asunción. EFACIN. 2004: 597- 615.

9. Ruoti A. Sufrimiento fetal En: Ruoti M editor. Salud Reproductiva: Obstetricia y Perinatología. EFACIN- EDUNA: Asunción. Paraguay. 2000; 297-300.

10. Votta R, Parada O. Retardo del crecimiento intrauterino. Obstetricia. 5° Ed. Bs As. López libreros editores. 2000, 273- 280.

11. Schwarcz R, Duverges C. Obstetricia. Restricción del crecimiento intrauterino. 6° Ed. Bs As. El Ateneo. 2005: 274 – 286.

12. Say L, Gülmezoglu AM, Hofmeyr GJ. Betamiméticos para la sospecha de retraso del crecimiento fetal. La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2007. Oxford.

13. Say L, Gülmezoglu AM, Hofmeyr GJ. Suplementos nutricionales maternos para un posible retraso del crecimiento fetal La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2007. Oxford

14. Soto NI, Mericq V. Restricción del crecimiento fetal e insulinorresistencia. Nuevos hallazgos y revisión de la literatura. Rev Méd Chile 2005; 133: 97-104

15. Cianfarani S, Martínez C, Maiorana A, Scire G, Spadoni GL, Boemi S. Adiponectin levels are reduced in children born small for gestational age and are inversely related to postnatal catch-up growth. J Clin Endocrinol Metab 2004; 89: 1346-51

16. Molina M, Casanueva E, Cid X, Ferrada MC, Pérez R, Dios G et al. Perfil lipídico en recién nacidos con retardo del crecimiento intrauterino. Rev Méd Chile 2000; 128: 741-8.

17. Jaquet D, Tregouet D, Godefroy T, Nicaud V, Chevenne D, Tiret L et al. Combined Effects of Genetic and Environmental Factors on Insulin Resistance Associated With Reduced Fetal Growth. Diabetes 2002; 51: 3473-8.

18. Say L, Gülmezoglu AM, Hofmeyr GJ. Reposo en cama en el hospital para el presunto retraso del crecimiento fetal. Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2007. Oxford

19. Neilson JP, Alfirevic Z. Doppler ultrasound in high risk pregnancies. The Cochrane Database of Systematic Review. 1998; Vol 4

20. Witthle MJ, Hanretty KP, Primrose MH, Mairi H, James P. Screening for the compromised fetus: A randomized trial of umbilical artery velocimetry in unselected pregnancies. Am J Obstet Gynecol 1994; 170: 555-559.

21. Bernstein IM, Horbar JD, Badger GJ, Ohlsson A, Golan A. Morbidity and mortality amongvery-low-birht-weight neonates with intrauterine growth restriction. Am J Obs Gynecol 2000; 182: 198-206.

22. Espinoza R, Lagos R. Restricción del crecimiento intrauterino. Guía perinatal. Ministerio de Salud de Chile 2001.

23. Gulmezoglu AM, Hofmeyr GJ. Series about impaired fetal growth. The Cochrane Databof Systematic Review 2001; Vol 1.

24. González R, Gómez R, Castro R. Guías perinatales. Ministerio de Salud / CEDIP 2002.

25. Taeusch Ballard. Tratado de Neonatología de Avery. 7° Edición. Harcourt Saunders 2000.

26. Kok JH, Den Ouden AL, Verloove-Vanhorick SP, Brand R. Outcome of very preterm small for gestational age infants: the first nine years of life. Am. J. Obstet Gynaecol. 1998; 105:162-168

27. Sung I, Vohr B, Oh W. Growth and neurodevelopmental outcome of very low birth weigh infant with intrauterine growth retardation: comparision with control subjects matched by birth weight and gestational age. J. Pediatr 1993; 123:618

28. Galan HL, Ferrazzi E, Hobbins JC. Intrauterine growth restriction (IUGR): biometric and Doppler assessment. Prenat Diagn. 2002 Apr;22(4):331-7.

29. Resnik R. Intrauterine growth restriction. Obstet Gynecol. 2002 Mar;99(3):490-6

30. Marsal K. Intrauterine growth restriction. Curr Opin Obstet Gynecol. 2002 Apr;14(2):127-35

 

*Correo Electrónico: celesteaparicio1@yahoo.com.ar

 

© 2014  Hospital Nacional (Itauguá)

Avda. Gral. Marcial Samaniego. Itauguá Guazú. Itauguá, Paraguay. Teléf. 595-294-321-450/4



hn.biblioteca@gmail.com