SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 número3Frequency of sagittal and transverse malocclusions in students from 12 to 18 years of age in AsunciónRelationship between perceived Social Support, Severity of Insomnia and Daytime Sleepiness in Elderly índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Memorias del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud

versão On-line ISSN 1812-9528

Mem. Inst. Investig. Cienc. Salud vol.18 no.3 Asunción dez. 2020

https://doi.org/10.18004/mem.iics/1812-9528/2020.018.03.24 

Artículo Original

Autocuidado en profesional de enfermería con relación al uso del calzado. Hospital de Clínicas, San Lorenzo- Paraguay 2017

Self-care in nursing professional with regard to the use of the footwear. Hospital de Clínicas, San Lorenzo-Paraguay

1Universidad Nacional de Asunción, Facultad de Enfermería y Obstetricia. San Lorenzo-Paraguay


RESUMEN

El objetivo fue analizar si el profesional de enfermería aplicaba el autocuidado en el uso del calzado en horario laboral. Es un estudio observacional, analítico, de corte trasversal con enfoque cuantitativo. La población estuvo constituida por 1.037 profesionales de Enfermería del Hospital de Clínicas, institución de carácter público, situada en la ciudad de San Lorenzo, Paraguay. Se incluyeron 366 profesionales de Enfermería a través de un muestreo probabilístico, la selección de la muestra fue multietápica con muestreo aleatorio simple. Se aplicó estadística descriptiva y chi2 para determinar asociaciones. Los hallazgos más relevantes fueron que mayoritariamente eran del grupo etario de 24 a 48 años con una media de 35 años; soltero, con una antigüedad de 10 años, con más de un empleo y del servicio de urgencias. Solo el 11,7% refirió conocer el calzado anatómico, sin embargo, 50,2% lo utilizaba. Más del 60% no tenía en cuenta las características del calzado anatómico al momento de adquirirlo, entre otros aspectos relacionados al utilizarlo en horario laboral. En el grupo etario de 31 a 35 años se concentró la mayor cantidad de trastornos músculo-esqueléticos (40%). En conclusión, el profesional de enfermería utilizaba de forma deficitaria el calzado adecuado; además, se ha encontrado evidencia de asociación (chi2 0,05) entre el tipo de calzado utilizado y la cantidad de trastornos músculo-esqueléticos que presentaba cada individuo.

Palabras clave: Autocuidado; profesional de Enfermería; calzado; trastorno musculo esquelético

ABSTRACT

The objective was to analyze if the nursing professional applied self-care in the use of footwear during working hours. It was an observational, analytical, cross-sectional study with a quantitative approach. The population was constituted by 1,037 nursing professionals from the Hospital de Clínicas, a public institution, located in the city of San Lorenzo, Paraguay. The sample included 366 nursing professionals and the sampling wasprobabilistic while the selection of the multistage sample with simple random sampling. Descriptive statistics and Chi2 were applied to determine associations.

The most relevant findings were that they were mainly in the age group of 24 to 48 years with an average of 35 years, single, with a career of 10 years, more than one job and from the emergency service. Only 11.7% referred to know the anatomical footwear, however, 50.2% used it. More than 60% did not take into account characteristics of the anatomical footwear at the time of purchase, among other aspects related to using it during working hours. The greatest number (40%) of musculoskeletal disorders were concentrated in the age group from 31 to 35 years. In conclusion, the nursing professional uses the right footwear in a loss-making way. In addition, evidence was found of an association between the type of footwear used and the number of musculoskeletal disorders that each individual presents.

Keywords: Self-care; nursing professional; footwear; musculoskeletal disorder

INTRODUCCIÓN

El autocuidado es una conducta que existe en situaciones concretas de la vida, dirigida por las personas hacia sí mismas o hacia su entorno, para regular los factores que afectan a su propio desarrollo y funcionamiento en beneficio de su vida, salud y bienestar. Es una actividad aprendida por los individuos y orientada hacia un objetivo1-3.

Dorothea Orem en su teoría del autocuidado, explica el concepto de autocuidado como una contribución constante del individuo a su propia existencia, define además tres requisitos que se quieren alcanzar con el autocuidado y son: requisitos de autocuidado universal, de autocuidado del desarrollo y de autocuidado de desviación de la salud, que surgen o están vinculados a la salud4,5. Teniendo en cuenta lo enunciado por Orem, en esta investigación se plantea si el profesional de Enfermería que instruye a los usuarios y se basa en parte en la ciencia del autocuidado para lograr una mejor calidad de vida, lo aplica consigo mismo, en ese sentido el trabajo se focaliza particularmente en el uso del calzado en horario laboral haciendo énfasis en el autocuidado. Este interés surge teniendo en cuenta las características laborales de este estrato profesional, y la relevancia de un calzado adecuado que favorezca su salud física, mental y su rendimiento laboral. En el ámbito sanitario los profesionales realizan desplazamientos continuos, tránsitos por escaleras y el transporte de cargas o pacientes. Otros implican largos períodos de permanencia en pie, lo que supone la aparición de molestias en la espalda, sobrecarga de la planta del pie, además de edema y fatiga en los pies4,6,7. De esta situación se deduce con facilidad la importancia que tiene el uso de un buen calzado laboral que minimice los riesgos a los que está sometido el profesional de Enfermería. En ese sentido, tanto en países latinoamericanos y propio en Paraguay no existen legislaciones que lo hagan obligatorio el uso de calzados anatómicos como en países europeos, Italia o España.

El trabajo realizado por (Fernández, 2011) evidencia que debido a la utilización del calzado laboral se evitan lesiones más importantes de los pies y el aparato ungueal, y que el uso de un calzado inadecuado potencia otras lesiones que, aunque menores pueden ser igualmente incapacitantes y provocar bajas laborales en detrimento de los servicios de salud. Alrededor del 15% de los accidentes laborales que causan baja, afectan a los pies4.

El calzado laboral es un elemento fundamental a la hora de prevenir y evitar lesiones, por lo que debería ser lo más adecuado posible según la actividad profesional. Por lo tanto su uso adecuado favorece la salud del trabajador y su rendimiento. Por tanto, éste debe adecuarse a las necesidades del entorno de trabajo y a las exigencias del profesional enfermero. Son muchos los profesionales de la salud que sufren problemas podológicos por el uso de un calzado laboral inadecuado7,8.

En cuanto a los Trastornos musculo esqueléticos (TME), este problema emerge con rapidez, su incidencia es de 3 a 4 veces más alta que en otros sectores. El personal de enfermería dentro del talento humano en el sector de salud es quienes presentanmayor prevalencia, principalmente en espalda baja 40%, siendo hasta el 81,3% en quienes laboran en las unidades de cuidados intensivos, esto último explicado por la falta de autonomía de los pacientes, la atención constante que requieren por su estado crítico de salud, carencia de pausas, presión por tomar decisiones complejas13.

En el estudio denominado “Autocuidado en enfermeras y su asociación con su estado emocional” revela que el 60% tuvo prácticas de autocuidado inadecuadas, 15% conocimientos deficientes en cuidados de salud, 25% baja autoestima. De las participantes con prácticas inadecuadas de autocuidado, 31% presentó baja autoestima (RM= 2.0; IC95% 1.1-3.8) y 14% malestar emocional (RM= 4.2, IC95% 1.4-12.5) No tener conocimiento óptimo sobre aspectos de salud implicó casi tres veces más riesgo de tener autocuidado deficiente14.

Los trastornos musculo esqueléticos de origen laboral se han incrementado de una manera exponencial en las últimas décadas, afectando a trabajadores de todos los sectores y ocupaciones. Constituyen el problema de salud laboral más frecuente en Europa, América del Norte y América del Sur, siendo una de las primeras causas de ausentismo laboral15.

En este trabajo se ha detectado indicios de déficit de requisitos universales, traducido en la ausencia de prevención de riesgos e interacción de la actividad humana, resultado del desconocimiento, por parte del profesional de enfermería, de un calzado anatómico y por ende la no aplicación del autocuidado a la hora de la elección y uso del calzado en horario laboral, lo cual favorece la aparición de trastornos y patologías en este estrato profesional, a considerar que el grupo etario de este estudio es mayoritariamente adulto joven y revela la necesidad de la implementación de una política orientada a la adquisición del calzado de uso laboral, sujetas a normas y estándar de calidad reglamentadas como en otros países8. El ausentismo y las patologías presentes o a presentarse en este colectivo profesional representa un verdadero problema de salud pública. Teniendo en cuenta todo lo mencionado urge la necesidad de la creación de normativas relacionadas a la adquisición de calzado de uso hospitalario que ofrezcan las garantías necesarias, asegurándose de que estén homologados y que cuenten con el certificado de calidad, como una aproximación a la exigencia normativa europea de prevención de riesgos laborales.

Esta investigación se sustenta en la Teoría General de Dorothea Orem, que consta de tres teorías: la Teoría del autocuidado, la del déficit del autocuidado y la de los sistemas de Enfermería, que son acciones concretas y dirigidas por las personas hacia sí mismo y su entorno1,2. Pueden mencionarse los siguientes requisitos:

  • -Requisitos de autocuidado universal: son comunes a todos los individuos, de ello tendremos en cuenta la prevención de riesgos e interacción de la actividad humana.

  • -Requisitos de autocuidado del desarrollo: promover las condiciones necesarias para la vida y la maduración, prevenir la aparición de condiciones adversas o mitigar los efectos de dichas situaciones, en los distintos momentos del proceso evolutivo o del desarrollo del ser humano, en este caso la adultez.

  • -Requisitos de autocuidado de desviación de la salud, que surgen o están vinculados a los estados de salud1.

Se opta por el Modelo de autocuidado de Dorothea Orem de manera a conocer si el profesional de Enfermería cumple con alguno de estos requisitos mencionados por la teorista.

El autocuidado va encaminado a modificar las conductas no saludables en saludables, que incluye incrementar el conocimiento, adquirir habilidad y sobre todo tener motivación para el autocuidado, esto incluye también mejorar el ambiente en el que se desenvuelve la persona8.

El objetivo general del estudio fue analizar si el profesional de Enfermería aplica el autocuidado en el uso del calzado en horario laboral en el Hospital de Clínicas, 2017.

MATERIAL Y MÉTODO

El diseño fue observacional, analítico, de corte trasversal con enfoque cuantitativo. Universo: constituido por 1037 profesionales de Enfermería del Hospital de Clínicas, Hospital-Escuela, público y dependiente de la Universidad Nacional de Asunción, sito en la ciudad de San Lorenzo, Paraguay. Muestra: 366 profesionales de Enfermería. Muestreo: Probabilístico aleatorio simple.

Una vez calculado el tamaño de la muestra, se procedió al sorteo aleatorio de las cátedras, servicios y departamentos, segunda etapa las salas y, por último, los profesionales de enfermería. Tamaño de la muestra: 35%, con un porcentaje de error del 5% y 95% de confianza. El método de recolección de datos fue la encuesta, la técnica utilizada fue la entrevista y el instrumento un cuestionario elaborado por el equipo investigador con preguntas cerradas y abiertas, basadas en las variables en estudio. Se realizó una prueba piloto con diez enfermeros del Instituto “Dr. Andrés Barbero”, quienes no formaron parte del estudio, con los mismos se evaluó la operatividad del cuestionario y de los resultados se incorporaron las correcciones pertinentes para aumentar su utilidad. Los datos obtenidos a través de la encuesta fueron tabulados en planillas Excel, procesados con el programa estadístico SPSS 15 y los resultados presentados en cuadros y figuras. Los resultados fueron contrastados con la literatura para la discusión.

Se tuvieron en cuenta los principios éticos de respeto, beneficencia y justicia paralainvestigación.

RESULTADOS

Con relación a los datos demográficos, predominaron los grupos etarios de 29 a 34 años con 28,1% y de 35 a 40 años 28,4%; sexo 80,9% femenino; de estado civil 49,9% soltero; de profesión 94,3% Lic. Enfermería; lugar de trabajo predominante: Urgencia adulto, Unidad de cuidados Intensivos Adulto (UCIA), Unidad de cuidados intermedios (UCIM) 26,7%, Pabellón Quirúrgico Central 10,9%, Consultorio de Pediatría 10,4%, Ginecoobstetricia 6,5%, I Cátedra Clínica Médica 7,6%, II Cátedra Clínica Quirúrgica 4,9%, II Cátedra Clínica Médica 4,6%, el 32,2% trabaja en el turno noche; 48,9% tiene dos trabajos y el 42,3% posee una antigüedad de 10 años en el Hospital.

En cuanto al autocuidado en el uso del calzado laboral y a la hora de comprar el calzado de uso laboral el 71% tenía en cuenta el material, 11,2% el costo y 11,2% el peso. Respecto al peso del calzado de uso en horario laboral, el 55,6% señaló de 100 a 200 g, 35,4% de 200 a 300 g, El 11,7% conocía el calzado laboral óptimo, 86,9% no lo conocía; el 50,2% señaló que el tipo de calzado utilizado habitualmente era el calzado anatómico, 13,6% el calzado con cordón, 21% zapatilla tipo Crocs, 10,4% con cierre velcro. El 52% consideraba que el zueco sin talonera era cómodo, 36,2% peligroso; el 73,6% consideraba que un calzado inadecuado en horario laboral podía ocasionar esguince de tobillos, dedos en garra, edemas maleolares y calambres musculares, 12,8% respondió solo esguince y dedos en garra; el 65,4% refirió que el calzado ideal para uso laboral es el que se adapta a los movimientos de los pies de forma que éstos sean eficientes, 28,3% que proteja adecuadamente las articulaciones del tarso y metatarso; en cuanto a si cuidaba de sí en su horario laboral en el uso del calzado el 64% refirió que utilizaba el mismo calzado durante la semana laboral, 27,8% cambiaba el calzado en la semana laboral; respecto a la hora de adquisición del calzado de uso laboral el 19,6% lo adquiría a la mañana, 12,5% al final de tarde y 57,8% independientemente de la hora laboral; relacionado a la vida útil del calzado, el 53,6% mencionó 1 año, 31,3% 2 años (Tabla 1).

Tabla 1: Autocuidado del profesional de Enfermería en el uso del calzado en horario laboral. Hospital de Clínicas. San Lorenzo. Paraguay-2017. n=366 

Variable Indicador No. %
Tiene en cuenta a la hora de la compra
Costo 41 11,2
Material 261 71,1
Peso 41 11,2
Otros 14 4
No sabe 9 2,5
Peso del calzado de uso laboral
100 a 200 gr 204 55,6
200 a 300 gr 130 35,4
500 a 550 gr 17 4,6
Más de 550 gr 1 0,3
No sabe 14 3,8
Calzado anatómico óptimo
Si 43 11,7
No 319 86,9
No sabe 4 1,1
Tipo de calzado utilizado
Zapato con cordón 50 13,6
Zapatilla tipo Crocs 77 21
Con cierre velcro 38 10,4
Zapato anatómico 184 50,2
No responde 17 4,6
Considera a los zuecos sin talonera
Cómodo 191 52
Peligroso 133 36,2
Anatómico 24 6,5
Otros 11 3
No responde 7 1,9
El calzado de uso laboral inadecuado ocasiona
Esguince 47 12,8
Edema maleolares 30 8,2
Nada 15 4,1
Esguince, edema 270 73,6
No sabe 4 1,1
Calzado ideal para uso laboral
Adaptado a los movimientos 240 65,4
Proteja articulaciones 104 28,3
Bonitos y elegantes 7 1,9
Bajo costo 10 2,7
No sabe 5 1.4
Cuida de si en su ejercicio profesional
Usa el mismo calzado 235 64
Cambia el calzado 102 27,8
utiliza el mismo en todo 16 4,4
Utiliza otros calzados 9 2,5
No sabe 4 1,1
Hora de adquisición del calzado de uso laboral
A la mañana 72 19,6
Al final de la tarde. 46 12,5
Independ. de la hora 212 57,8
No sabe 24 6,5
Otros 12 3,3
Vida útil de calzado de uso laboral
1 año 193 53,6
2 años 115 31,3
3años 30 8,2
Más de 3 años 15 4,1
No sabe 13 3,5
Total 366 100

El tipo de calzado utilizado por los sujetos encuestados se puede apreciar en la Figura 1, respecto a la relación entre zapato usado y trastornos músculo- esqueléticos, se presentan en la Tabla 2.

Figura 1: Tipo de calzado utilizado habitualmente por profesional de Enfermería en horario laboral. Hospital de Clínicas San Lorenzo Paraguay-2017. N=366 

Veintinueve enfermeros que utilizan calzado con cordón presentan de 1 a 2 trastornos, 8 con 3 o más trastornos; 32 enfermeros que utilizan calzado tipo Crocs presentan 1 a 2 trastornos, 28 con 3 o más trastornos; 18 enfermeros que utilizan calzados con cierre velcro presentan 1 a 2 trastornos, 14 con 3 o más trastornos; 72 enfermeros que utilizan zapatos anatómicos presentan 1 a 2 trastornos, 51 con 3 o más trastornos. El 31% sin dolencia independientemente del tipo de calzado utilizado; 41% con uno o dos trastornos musculo- esqueléticos y 28% con 3 o más trastornos músculo-esqueléticos (Tabla 2).

Tabla 2: Relación tipo de calzado utilizado y trastornos músculo- esqueléticos (TME) presentados por profesionales de Enfermería. Hospital de Clínicas San Lorenzo Paraguay- 2017. n= 366 

Zap._con_ cordón Tipo Crocs Cierre Velcro Zap. anatómico Zap_con_cordon
Variable TME Sin Dolencia 22 17 16 59 114
1 a 2 TME 29 32 18 72 151
3 o más TME 8 28 14 51 101
Total 49 77 38 181 366

Al evaluar la asociación entre el tipo de calzados utilizados y la aparición de trastornos músculo-esqueléticos, el valor observado del estadístico chi-cuadrado resultó significativo al nivel de significación 5%, por lo que se tiene evidencia de que la cantidad de trastornos músculo-esqueléticos está asociada con el tipo de calzado utilizado dentro de esta población (Tabla 3).

Tabla 3: Pruebas de chi-cuadrado. Relación tipo de calzado utilizado y trastornos músculo-esqueléticos 

Valor gl Sig. asintótica (bilateral)
Chi-cuadrado de Pearson 12,749(a) 6 ,047
Corrección por continuidad
Razón de verosimilitudes 13,150 6 ,041
Asociación lineal por lineal ,402 1 ,526
N de casos válidos 366

Se observa una concentración importante de trastornos entre los grupos etarios de 26-30 años, 31-35 años y 36-40 años, sin embargo, la mayor concentración se encuentra en el grupo etario de 31-35 años, pero, aunque aparezca una mayor cantidad de dolencias, la cantidad no es suficiente para afirmar una asociación significativa (Tabla 4).

Tabla 4: Relación edad del profesional de Enfermería y trastorno músculo- esquelético presentado. Hospital de Clínicas. San Lorenzo-Paraguay-2017. n=366 (Tabla 3) 

Trastornos músculo-esquelético - grupo de edad
  <=24 26-30 31-35 36-40 41-45 46-50 >50
Hernia SI 0 3 4 11 6 4 5
Dolor lumbar SI 3 29 39 35 18 18 12
Dolor dorsal SI 2 36 34 28 42 36 13
Deformidad del pie SI 0 9 10 11 6 9 5
Tumor SI 0 2 0 0 1 1 0
Esguince SI 3 5 7 4 4 7 3
Dolor miembro inferior SI 5 35 33 35 14 17 9
Edema SI 1 14 21 21 6 8 8
TOTAL 14 130 148 145 97 92 55

DISCUSIÓN

En cuanto al autocuidado de los profesionales de Enfermería en el uso del calzado laboral es deficitario, pero es preciso aludir que en Paraguay y en toda Latinoamérica no existen legislaciones que obliguen a los usuarios, a las autoridades responsables de hospitales y empresarios sanatoriales al cumplimiento de normas de calidad, por lo que esto queda solamente como conocimiento y no aplicado como un autocuidado preventivo de trastornos músculo-esqueléticos. En el trabajo realizado por Cuenca C y Primé T, “Análisis del calzado laboral dentro del ámbito hospitalario en Barcelona” señala que la mayoría significativa de los encuestados (74 de 121, un 61%) no utiliza el Calzado Laboral homologado, a pesar de que existen normativas al respecto9.

En el trabajo de investigación “Prevalencia de trastornos musculo-esqueléticos del pie y el tobillo en enfermeras de Lahore, Pakistán” concluye que la prevalencia de dolor de pie y tobillo fue de 47.4%, 35.5% en los últimos 12 meses y 78% en los últimos 7 días, y recomienda contar con una importante formación en autocuidado10. Éste, al igual que el trabajo del Hospital de Clínicas detectó déficit del autocuidado.

Respecto al tipo de calzado utilizado habitualmente por el profesional de Enfermería, el 50,2% señala calzado anatómico. Al comparar este resultado con el conocimiento acerca del calzado anatómico resulta ambiguo, teniendo en cuenta que solo un pequeño porcentaje conocía las características de este tipo de calzado; sin embargo, la mitad de los encuestados señalaron que usan calzado anatómico, lo que hace suponer es que sea un error de concepto. Consideran que el zueco sin talonera es cómodo en un 52%, por la facilidad en el uso, este resultado coincide con Cuenca C y Primé T, en el que el zueco es el tipo de Calzado Laboral más utilizado representando el 36% del total y, de éste, casi la mitad (49%) lo utiliza para la comodidad que aporta9.

El 73,6% considera que un calzado inadecuado en horario laboral puede ocasionar esguince de tobillos, dedos en garra, edemas maleolares y calambres musculares. Por ello,es fundamental escoger adecuadamente el calzado que utilizará en el horario laboral para salvaguardar la salud del pie y evitar lesiones que puedan ser incapacitantes.

En el trabajo realizado en el Hospital de Clínicas, San Lorenzo-Paraguay, al evaluar tipo de calzado y trastornos musculo- esquelético presentado, se puede afirmar que existe evidencia de que el tipo de calzado está asociado con la cantidad de trastorno musculo- esquelético que presenta cada individuo. Comparando con el trabajo realizado por Noriega L, Salgado Carvallo U, Rico M, “¿Protegemos bien nuestros pies? Análisis del calzado entre el personal de un hospital público, el 50% elige zapato cerrado y el 47% abierto, el 72,9% padecen dolencias durante la jornada laboral, el 88,6% opina que el calzado cerrado es el más adecuado, pero solo el 64% cree que la elección de éste puede influir en su salud11.

Así mismo, esta investigación realizada en el Hospital de Clínicas, San Lorenzo-Paraguay, arroja una importante cantidad de trastornos musculo- esqueléticos en una población de adulto joven, grupo etario de 31 a 35 años; sin embargo, no se han considerado factores de riesgo relacionados con el individuo (índice de masa corporal, número de condiciones de pie existentes, historial de tabaquismo, entre otros, comparado con el estudio realizado por Reed LF, Battistutta D, J Young, Newman B, se encuentra que los trastornos musculo- esqueléticos de pie /y tobillo son comunes en las enfermeras y dieron lugar a limitaciones de actividad física en una de cada seis enfermeras12, de igual modo, en este trabajo no se consideró el tipo de calzado utilizado por el personal de Enfermería.

En cuanto a los alcances, es nacional e internacional, profesional de Enfermería se encuentra en todos los países del mundo. El trabajo puede ser de utilidad para los tomadores de decisión del sistema de salud. Existen profesionales de Enfermería en las instituciones sanitarias para la realización del estudio.

Esta investigación es de interés profesional social, existen diversos motivos que lo justifican. En lo profesional, con el conocimiento del calzado adecuado se evitará el absentismo laboral a causa de trastorno musculo esquelético, social, porque éste a su vez, contribuiría favorablemente en la atención ofrecida a los usuarios.

Respecto a las limitaciones, no se conoce en nuestro país como en otros países europeos, la existencia de un protocolo que indique la obligatoriedad del uso del calzado anatómico para el ejercicio de la profesión de Enfermería. No obstante, existe la posibilidad de crear alianzas estratégicas con empresas y que éstas puedan proveer de dichos calzados anatómicos.

En cuanto al autocuidado del profesional de Enfermería en el uso del calzado en horario laboral presenta desconocimiento en varios aspectos tales como el material, peso del calzado y características de un calzado anatómico. Consideran al zueco cómodo, en gran medida, y peligroso, en menor medida; mayoritariamente manifiestan que un calzado inadecuado puede producir lesiones y trastornos musculo- esqueléticos. En cuanto a los requisitos de autocuidado universal existe déficit en prevención de riesgos e interacción de la actividad humana, al no aplicar efectivamente el autocuidado.

Al evaluar la asociación entre el tipo de calzado utilizado y la aparición de trastornos músculo-esqueléticos, el valor observado del estadístico chi-cuadrado resultó significativo al nivel de significación 0,05, por lo que se tiene evidencia de que la cantidad de trastornos músculo-esqueléticos está asociada con el tipo de calzado utilizado dentro de esta población particular.

En cuanto a los grupos etarios de 26-30 años, 31-35 años y 36-40 años, población de adulto joven se observa una importante cantidad de trastornos, pero en el grupo etario de 31-35 años se concentra la mayor cantidad de trastornos músculo-esqueléticos; sin embargo, la prueba del chi-cuadrado no lo halla significativo.

Se concluye que el profesional de Enfermería no aplica el autocuidado en el uso del calzado en horario laboral, en el Hospital de Clínicas 2017.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Navarro Peña Y, Castro Salas M. Modelo de Dorothea Orem aplicado a un grupo comunitario a través del proceso de enfermería. Enfermería Global 2010, 19. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1695-61412010000200004Links ]

2. Garduño-Santos A, Méndez-Salazar V, Salgado-Guadarrama J. Autocuidado del profesional de Enfermería de un hospital público. Revista Horizonte 2012: 19-27. Disponible en: http://web.uaemex.mx/revistahorizontes/docs/revistas/Vol5/2_AUTOCUIDADO.pdfLinks ]

3. Trancon Pérez P. Un zapato inadecuado puede arruinar su salud. 2012. Recuperado el 29 de marzo de 2017, DiscoveryDSALUD. Disponible en: Disponible en: https://www.dsalud.com/reportaje/unos-zapatos-inadecuados-pueden-arruinar-su-salud/Links ]

4. Sillas González DE, Jordán Jinez MA. Autocuidado, Elemento Esencial en la Práctica de Enfermería. Desarrollo Cientif Enferm. 2011; 19 (2):67-9. [ Links ]

5. Anta CM. Zueco y calzado sanitario. La funcionalidad del calzado sanitario. Obtenido de preveras.org: 2013. Disponible en: http://www.preveras.org/docs/documentos/zueco_y_zapato_sanitario_la_funcionalidad_de_un_calzado.pdfLinks ]

6. Caballero-López J. El calzado laboral en el medio sanitario. Med. segur. trab. 55(216) 2009; online. Disponible: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0465-546X2009000300009Links ]

7. Echezarraga IR. Prevencionintegral.com. Obtenido de Prevencionintegral.com. Disponible en: https://www.prevencionintegral.com/canal-orp/papers/orp-2012/calzado-en-personal-sanitario-ergonomia-biomecanicaLinks ]

8. Travaglia S. Regolamento per l’usodella divisa e identificazione del personale. Obtenido de Regolamento per l’usodella divisa e identificazione del personale. Disponible en: https://docplayer.it/18650145-Regolamento-per-l-uso-della-divisa-e-identificazione-del-personale.htmlLinks ]

9. Cuenca Alvarez C, Primé Méndez T. (2017) La importancia de la protección y cuidado de nuestros pies en horario laboral: Análisis del calzado laboral dentro del ámbito hospitalario en Barcelona. Disponible en: http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/114155/1/114155.pdfLinks ]

10. Benavides Ibarra K, Cóndor Oña K. Prevalencia de trastornos musculoesqueléticos en el personal de enfermería del Hospital Enrique Garcés de la ciudad de Quito, periodo abril 2018 - marzo 2019 [Tesis]. Quito: UCE. 2019. Disponible en: http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstream/25000/18517/1/T-UCE-0014-CME-073.pdfLinks ]

11. Lozano Noriega D, Salgado Carvallo U, Rico Velasco M. ¿Protegemos bien nuestros pies? análisis del calzado entre el personal de un hospital público. Revista Enfermería Docente 2016. Vol. 1, núm. 106. ISSN 2386-8678: Recuperado 20 de octubre de 2018. Disponible en: Disponible en: http://www.revistaenfermeriadocente.es/index.php/ENDO/article/viewFile/146/pdf_97Links ]

12. Reed LF, Battistutta D, Young J, Newman B. Prevalence and risk factors for foot and ankle musculoskeletal disorders experienced by nurses. BMC Musculoskelet Disord.2014; 15: 196. [ Links ]

13. Carvajal-Vera C, Aranda-Beltrán C, González-Muñoz E, León-Cortés S, González-Baltazar R. Desórdenes músculo esqueléticos y factores de riesgo psicosocial en el personal de enfermería de cuidados intensivos en Ecuador. Sal Jal. 2019; 6(1):55-63. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/saljalisco/sj-2019/sj191h.pdfLinks ]

14. Sánchez-Jiménez B, Sámano R, Chinchilla-Ochoa D, Rodríguez-Ventura AL. Autocuidado en enfermeras y su asociación con su estado emocional. Salud pública Méx 2014; 56(3). Disponible en: https://www.scielosp.org/article/spm/2014.v56n3/235-236/Links ]

15. De María E, Salazar A, Montero V, Larrosa M. Trastornos musculoesqueléticos en el personal de enfermería: condiciones de trabajo y su impacto en la salud revisión bibliográfica. 2015. Disponible en: https://www.colibri.udelar.edu.uy/jspui/bitstream/20.500.12008/18880/1/MCII_2015_G79.pdf.pdfLinks ]

Recibido: 01 de Mayo de 2020; Aprobado: 01 de Octubre de 2020

Autor correspondiente: Aida Maidana de Zarza. Universidad Nacional de Asunción, Facultad de Enfermería y Obstetricia. San Lorenzo-Paraguay. Email: almaediciones@hotmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons