SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.3 número1Microalbuminuria en pacientes con diabetes tipo 2Electroferotipos cortos de rotavirus detectados en adultos con diarrea en Paraguay índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Compartir


Memorias del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud

versión On-line ISSN 1812-9528

Mem. Inst. Investig. Cienc. Salud v.3 n.1 Asunción dic. 2005

 

ARTICULO ORIGINAL

 

Comparación entre la determinación analítica del colesterol–LDL y su estimación por cálculo

 

Comparison between the analytical determination of LDL–cholesterol and its estimation by calculation

 

 

Ramírez A; Pistilli N; Echagüe G; Zavala de Melgarejo MV

Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud–UNA. Departamento de Análisis Clínicos

 

 


RESUMEN

El colesterol–LDL (LDL.C) es uno de los principales marcadores de riesgo aterogénico y es utilizado para objetivos preventivos, su determinación por cálculo es frecuente en los laboratorios. Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue comparar el método de Friedewal con un método analítico basado en la precipitación de las LDL con sulfato de polivinilo (PVS) descrito por Kerscher. El colesterol ligado a las mismas se determinó empleando el sistema enzimático con colorimetría de Trinder. Por diferencia entre el Colesterol total y el determinado en el sobrenadante, se obtuvo el colesterol unido a las LDL.(C.LDLa). Se comparó con el método por cálculo para la estimación de LDL.C (C.LDLc).Se eliminaron todos los valores de triglicéridos > o = a 400 mg/dl. En los pacientes normolipémicos el valor medio de C.LDLa fue 95 ±29 mg/dl y para C–LDL 99 ±26 mg/dl. El coeficiente de correlación fue r= 0.91 (p< 0.001). En pacientes hipercolesterolémicos, el valor medio de C–LDLa fue 170± 22 mg/dl y para C–LDLc 160 ± 21 mg/dl; el coeficiente de correlación fue r = 0.87 (p< 0.001). En los hipertrigliceridémicos, el valor medio de C–LDLa fue 122 ± 42 mg/dl y para C–LDLc 106 ± 41 mg/dl con coeficiente de correlación r = 0.92 (p< 0.001). En base a estos resultados podemos destacar que el método analítico es rápido, preciso y fácilmente utilizable en el laboratorio clínico y que ambos métodos son comparables entre sí hasta valores de triglicéridos menores a 400 mg/dl.

Palabras claves: Colesterol LDL, Triglicéridos, Friedewald, Sulfato de polivinilo.


ABSTRACT

LDL–cholesterol(LDL–C) is one of the principal markers of atherogenic risk and is used for preventive aims. The determination of this marker by calculation is frequent in laboratories. Thus, the aim of this study was to compare Friedewald formula with an analytical method based on the precipitation of LDL with polyvinyl sulphate (PVS) described by Kerscher. The cholesterol linked to these proteins was determined using the enzymatic colorimetric system of Trinder. The cholesterol linked to LDL (LDL–Ca) was obtained by the difference between total cholesterol and the one determined in the supernatant. This result was compared with the method of calculation for LDL–C estimation. All values of triglycerids > or equal to 400 mg/dl were eliminated. In the normolipemic patients, the mean LDL–Cc was 95 ± 29 mg/dl and for LDL–Cc 99 ± 26 mg/dl. The correlation coefficient was r=0.91 (p <0.001). In hypercholesterolemic patients, mean LDL–Ca was 170 ± 22 mg/dl and for LDL–Cc 160 ± 21 mg/dl; the correlation coefficient was r=0.87 (p <0.001). In hypertriglyceridemic patients, mean LDL–Ca was 122 ± 42 mg/dl and LDL–Cc 106 ± 41 mg/dl with a correlation coefficient of r= 0.92 (p <0.001). Based in these results, we could emphasize that the analytical method is rapid, precise and easy to use in the clinical laboratory and that both methods are comparable for triglyceride values lower than 400 mg/dl.

Keywords: LDL–cholesterol, Triglycerids, Friedewald, Polyvinyl sulphate.


 

 

INTRODUCCION

Los estudios de fraccionamiento de colesterol permiten aislar y medir los principales lípidos en suero: quilomicrones, lipoproteínas de muy baja densidad (prebeta) (c–VLDL), de baja densidad (beta) (c–LDL) y de alta densidad (alfa) (c–HDL). El colesterol en las lipoproteínas de baja y alta densidad (c–LDL y c–HDL) es la fracción más importante. La cantidad de dicho alcohol en la lipoproteína de alta densidad (c–HDL) guarda relación inversa con la cifra de arteriopatía coronaria y cuanto mayor sea el nivel de esta lipoproteína será menor la frecuencia de la arteriopatía señalada.(Ref)

El colesterol–LDL (c–LDL) aumentado en sangre constituye un importante factor de riesgo para la aterosclerosis coronaria1 y tiene relación con el grado de lesiones arteriales ateroscleróticas demostrado a través de diferentes estudios epidemiológicos, experimentales y anatomoclínicos2,3. El c–LDL tiene un importante valor predictivo para esta enfermedad en personas menores de 50 años4; siendo que para mayores de 65 años, esta asociación disminuye. La utilización del cociente c–LDL/c–HDL permite la discriminación entre pacientes afectados o en riesgo de aterosclerosis coronarias y pacientes sanos. Numerosos estudios, incluyendo el Framingham Heart Study5,6 y el Ensayo de Intervención Múltiple sobre Factores de Riesgo7, han aportado la base para ensayos clínicos dirigidos a reducir los lípidos y lipoproteínas séricos debido a que la disminución de estos factores de riesgo reduce la incidencia subsiguiente de enfermedad coronaria, accidente vascular cerebral y otras enfermedades vasculares. El c–LDL constituye, entonces, un factor de riesgo causal y modificable para la aterosclerosis coronaria8.

En algunos padecimientos de origen familiar cambian los niveles de lipoproteínas. La clasificación de los enfermos con base en las características y tendencias de estos niveles permite identificar las hiperlipoproteinemias y las hipolipoproteinemias. La determinación del c–LDL es útil, además, para diferenciar la hiperlipoproteinemia II b de la de tipo IV9, posibilitando el tratamiento adecuado para cada hiperlipoproteinemia. Cuando los triglicéridos son superiores a 200 mg/dl y el c–LDL es mayor de 190 mg/dl se considera de tipo II b, mientras que si el c–LDL es menor de 190 mg/dl, es de tipo IV9.

El c–LDL puede ser determinado laboratorialmente por diferentes métodos, pero algunos son poco accesibles porque necesitan de equipamiento costoso, especial y de técnicas que consumen mucho tiempo, como la ultracentrifugación y la electroforesis cuantitativa de lipoproteínas. Debido a esto, en la mayoría de los laboratorios de nuestro país es estimado por cálculo, según la Formula de Friedewald10. Por eso el objetivo de este trabajo es comparar la estimación por cálculos del valor del c–LDL (Fórmula de Friedewald) con un método analítico basado en la precipitación de las LDL con sulfato de polivinilo y observar la correlación existente entre ambos métodos cuando los triglicéridos son menores a 400 mg/dl. valor límite para la aplicación de la Fórmula de Friedewald.

 

MATERIAL Y METODOS

POBLACION

Se estudió una población compuesta por 138 individuos de ambos sexos entre 30 y 55 años de edad, obesos y no obesos, sin afección crónica, embarazo o medicación de relevancia para el estudio que concurrieron al Departamento de Análisis Clínicos del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud.

La población se dividió en tres grupos: normolipémicos (55), hipercolesterolémicos (21) e  hipertrigliceridémicos (62); la participación fue voluntaria, anónima y se les brindó información referente al estudio.

TOMA DE MUESTRAS

Todos los participantes del estudio presentaron un ayuno de 12 a 14 horas y abstinencia de bebidas alcohólicas de 72 horas previas a la extracción. La última comida ingerida fue reducida en grasas y no habían ganado ni perdido peso en la última semana.

La extracción de sangre se realizó por punción venosa; el torniquete fue retirado luego de no más de 30 a 60 segundos de oclusión. Los sueros fueron separados dentro de la hora y procesados inmediatamente. Las determinaciones realizadas en todas las muestras fueron: colesterol total, triglicéridos, colesterol HDL y colesterol LDL.

Para las determinaciones de colesterol total y triglicéridos se utilizaron métodos totalmente enzimáticos con colorimetría final.

El c–HDL fue determinado por precipitación de las lipoproteínas LDL y VLDL mediante el agregado de sulfato de dextrán (P.M. 50.000) 0.032 mmol/l en presencia de iones magnesio. En el sobrenadante separado por centrifugación y que aún contiene las HDL, se dosó el colesterol ligado a las mismas empleando el sistema enzimático Colesterol oxidasa/Peroxidasa con colorimetría de Trinder (Fenol 4–Aminofenazona) efectuando las correcciones correspondientes por las diluciones realizadas.

La determinación analítica del c–LDL se realizó por el método de precipitación con sulfato de polivinilo (PVS) 10 g/l disuelto en polietilenglicol (PM 600) al 25% pH 6.711. En el sobrenadante que contiene las lipoproteínas HDL y VLDL se determinó el colesterol ligado a las mismas empleando el sistema enzimático Colesterol oxidasa/peroxidasa con colorimetría según Trinder. (Fenol 4–AF). Los sueros que formaron sobrenadantes turbios fueron diluidos en una proporción 1:1 o 1:2 con solución fisiológica para realizar la determinación teniendo en cuenta el factor de dilución para el cálculo final.

Por diferencia entre el colesterol total y el determinado en el sobrenadante, se obtuvo el colesterol unido a las LDL (c–LDLa). Se utilizaron los testigos correspondientes a cada lote de reactivos y las determinaciones fueron validadas con controles de calidad interno y externo. Se comparó con el método por cálculo para la estimación de c–LDL (c–LDLc) aplicándose a cada una de las muestras analizadas la Fórmula de Friedewald: c–L=CT–0.2 TG–c–HDL

Se eliminaron todos los valores de triglicéridos mayores o iguales a 400 mg/dl.

ANALISIS ESTADISTICO

Para el análisis estadístico fue utilizada la t de student considerándose un nivel de confianza de 95% y una significancia de p<0,05.

 

RESULTADOS

En el análisis de los resultados pudimos observar que los valores medios del colesterol LDL obtenidos por ambos métodos, los valores de colesterol y trigliceridos, y los índices aterogénicos en la población normolipémica, se encuentran dentro de los valores deseables. (Tabla I).

En la población hipercolesterolémica e hipertrigliceridémica, los valores medios del colesterol LDL obtenidos por ambos métodos se encuentran aumentados respecto a los normolipémicos. Al comparar las concentraciones del c–LDLa (método analítico) y el c–LDLc (obtenido por cálculo) pudimos observar que la correlación fue significativa en las poblaciones estudiadas con r = 0,9 (p<0,01) en los normolipémicos, en los hipertrigliceridemicos r = 0,9 (p< 0,01) y en los hipercolesterolémicos r=0,8 (p=0,01) (Tabla II).

 

DISCUSION

Nuestros resultados demuestran una fuerte correlación entre los valores de c.LDL determinado analíticamente y los estimados por cálculo en la población normolipémica, en donde el valor de r=0,9 siendo estadísticamente significativa. Este resultado es similar a otros estudios internacionales como el realizado en la Argentina por Coniglio R. en donde se encontró que el valor de r=0,94411.

Cuando se compararon ambos métodos en pacientes hipercolesterolémicos (tipo IIa) e hipertrigliceridémicos (tipo IV), se encontró una r=0,8 para el primer grupo y una r=0,9, siendo ambos resultados estadísticamente significativos.

Los resultados obtenidos en la Argentina presentaron valores similares al coeficiente de correlación en pacientes hipercolesterolémicos (r=0,817); en cuanto a la población de hipertrigliceridémicos el coeficiente de correlación obtenido fue menor (r= 0,765).

La precisión del método analítico usado para la determinación del LDL.C dentro de un ensayo y entre ensayos, mostró ser adecuada para los propósitos clínicos de detección de individuos en riesgo de aterosclerosis coronaria y para el control del tratamiento en pacientes hipercolesterolémicos.

El valor medio hallado del c.LDL en la población normolipémica fue de 95±29, estos valores coinciden con los valores de referencia del Primer Consenso de Dislipidemia en donde el valor normal de c.LDL para individuos mayores de 20 años <100 mg/dl14–16.

La diferencia promedio entre los valores hallados por ambos métodos fue de 4 mg/dl. Se determinaron los valores de perfil lipídico, así como también los coeficientes CT/HDL.C y LDL.C/HDL.C, llamados índices aterogénicos, observándose similitud con los resultados hallados por otros autores11–13.

Los resultados demuestran que ambos métodos son comparables entre sí hasta valores de triglicéridos menores a 400 mg/dl. Para valores de triglicéridos mayor a 400 mg/dl se recomienda utilizar el método analítico del LDL.C, que es un método rápido, preciso y fácilmente utilizable en los laboratorios bioquímico–clínicos de mediana complejidad.

Se destaca la necesidad de la determinación del LDL.C pues permite contribuir a detectar los pacientes en riesgo de aterosclerosis coronaria y controlar los tratamientos médicos en los pacientes hipercolesterolémicos.

 

AGRADECIMIENTOS

Al Dr. Jorge Tadeo Jiménez y a la Auxiliar del Laboratorio Stela Vázquez.

 

REFERENCIAS

1.Report of the Nacional Colesterol Educación Program Expert Panel on Detection Evaluation and Treatment of High Blood Colesterol in Adults. Ach. Int. Med., 1998; 148:36–69.        [ Links ]

2.Heinle RA, Levy RI, Frederickson DJ, and Oblin R. Lipid and carbohydrate a bnormalities in patients with angiographically documented coronary artery disease. Am. J. Cardiol., 1969;24: 178–184.        [ Links ]

3.Ross, R. The pathogenesis of atherosclerosis. Anupdate. The New Engl. Of Med. 1986; 314(8):488–500.        [ Links ]

4.Kannel WB, Castelli WP, and Gordon T. Cholesterol in the prediction of atherosclerosis disease. Ann. Heart. J. 1988; 116:266–272.        [ Links ]

5.Levy D, Kannel WB. Cardiovascular risks: new insighrs from Framinghan. Am. Heart. J. 1988; 116:266–272.        [ Links ]

6.Stykowski P, Kannel W, D’Agostino R. Changes in risk factors and the decline in mortality from cardiovascular disease. The Framinghan Heart Study. New Engl. J. Med. 1990;322:1635–1641.        [ Links ]

7.Neaton JD, Nentworth D. Serum cholesterol, blood pressure, cigarette smoking and death from coronary heart disease. Overall findings and differences by ages for 316.099 white men. Múltiple Risk Factor intervention Trial Research Group. Arch. Intern. Med. 1992;152:56–64.        [ Links ]

8.Stewart BF, Brown BG, et all. Benefits of lipid lowering therapy in men with elevated apoliprotein B are not confined to those with very high low density  lipoprotein cholesterol. J.A. Coll. Cardiol.1994;23:899–906.        [ Links ]

9.Wikinski RL, Halperin H, et all. Un algoritmo para la fenotipificación de las dislipidemias asociadas al riesgo aterogénico en adultos. Rev. del Hospital de Clínicas San Martín. 1986;2:73–8.        [ Links ]

10.Friedewald WF, Levy R and Frederickson DS. Estimation of LDL cholesterol concentration without use of the preparative ultracentrifuge. Clin. Chem. 1972;18:499–502.        [ Links ]

11.Coniglio RI. Valores de colesterol en lipoproteinas de baja densidad, determinados analíticamente. Comparación con la estimación por cálculo. Act. Bioq. Clín. Latin. 1989;23 (2):201–10.        [ Links ]

12.Aguilar JA. et all. Determinación rutinaria del colesterol LDL. Análisis Clínicos, XIV, 56–I(232–4),1989.        [ Links ]

13.Bertolami M. Comparacao da Fórmula de Friedewald com a ultracentrifugacao analítica durante o tratamento das dislipidemias. S.n; 1990.<101> p.tab.        [ Links ]

14.Consenso Paraguayo de Dislipidemias. Sociedad Paraguaya de Aterosclerosis. Asunción 2001.        [ Links ]

15.Resumen definitivo del tercer informe del National Colesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol  in Adults (Adult Treatment Panel III)–Jama(ed. esp.), Vol. 10, núm.8, 2001–(299–313).        [ Links ]

16.Consenso brasilero sobre Dislipidemias: Evaluación, detección y tratamiento.Archivo brasileiro de Cardiología 67(2).1996.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons