SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.48 issue1Decrease in bacterial infections in the context of the COVID-19 pandemic at an infectious disease referral center author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

  • Have no cited articlesCited by SciELO

Related links

  • Have no similar articlesSimilars in SciELO

Share


Pediatría (Asunción)

On-line version ISSN 1683-9803

Pediatr. (Asunción) vol.48 no.1 Asunción Apr. 2021

https://doi.org/10.31698/ped.48012021001 

Editorial

Retinopatía del prematuro: impacto de un programa de screening multicéntrico de la Fundación Visión y la cooperación internacional

Retinopathy of prematurity: impact of a multi-center screening program of the Vision Foundation and international cooperation

1 Hospital General Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”. San Lorenzo, Paraguay.


La retinopatía del prematuro (ROP) ha sido causa de 3 oleadas de epidemias de ceguera. La primera en la década del 40 al 50 en países desarrollados. La identificación y el control de los factores que contribuyeron al desarrollo de la retinopatía fue esencial en la prevención y la reducción de la progresión a formas severas con secuelas sobre la visión. Factores tales como la mejor calidad de los cuidados neonatales, mejor equipamiento de las unidades, neonatólogos bien entrenados, implementación de protocolos basados en evidencia y mayor acceso a oftalmólogos especialistas en ROP, permitieron la reducción de los casos de ceguera por ROP1.

La segunda ola de epidemia de ROP se dio también en países desarrollados en la década de los 70 en coincidencia de la mayor sobrevida de prematuros extremos2. La retina inmadura de los prematuros es muy susceptible a insultos que producen una disrupción del crecimiento neurovascular de la retina que conduce a la ROP. La detención de la vascularización retiniana, desencadena una cascada de eventos como la hipoxia y proliferación de los vasos retinianos que puede conducir al desprendimiento de la retina con la consecuente pérdida de la visión3.

Los factores predisponentes de ROP muy bien conocidos y estudiados son la hiperoxia, bajo nivel del factor de crecimiento similar a la Insulina (1 IGF1) y el bajo peso para edad gestacional4. Sin embargo, estudios recientes han identificado proteínas proinflamatorias en sangre, asociadas a un riesgo aumentado de ROP en prematuros extremos. En contrapartida, se han identificado factores de crecimiento neurotróficos y angiogénicos en la circulación sistémica asociado a menor riesgo de ROP5. Por otro lado existe una variación genética en la susceptibilidad de los prematuros a ROP grave6. Los mediadores inflamatorios como la IL 6 e IL 8, en el líquido amniótico, así como los procesos inflamatorios sistémicos y la sepsis en los primeros días de vida se han asociado a riesgo aumentado de ROP en los neonatos prematuros7-9.

Los países poco desarrollados, en África, parte de Asia y Latinoamérica, tienen un elevado índice de natalidad, y mayor porcentaje de prematuros en relación a los países industrializados. En las últimas décadas han experimentado una expansión de las unidades neonatales con una calidad de cuidados subóptimo, pero con un aumento de la sobrevida de los prematuros. Sin embargo la implementación de protocolos de prevención o programas de screening como los de ROP, no se han aplicado como políticas de estado en todos los países10. Esto llevo a la llamada tercera ola cegueras por ROP en la década de los 90 en Latinoamérica, atribuida a 3 factores fundamentalmente: mayor porcentaje de prematuros, cuidados neonatales inadecuados que han puesto en riesgo de ROP a prematuros de mayor edad gestacional y peso de nacimiento y la ausencia de programas de prevención y detección y tratamiento de la ROP y sus secuelas11.

Las lecciones aprendidas sobre ROP demuestran que la mejor estrategia para lograr la prevención primaria, secundaria y terciaria, además de un mejor manejo de la oxigenoterapia y las infecciones, es la implementación de programas de screening en todas las unidades que manejan recién nacidos de pretérmino12. La inclusión de la tecnología aplicada a los cuidados de la salud especialmente la telemedicina en los programas de screening de ROP permitió la exitosa aplicación del programa en poblaciones rurales de la india y otros países que han logrado la reducción de la incidencia y gravedad de la misma13.

En Paraguay la Fundación Visión junto con la cooperación de organismos internacionales, en el año 2015 pusieron en marcha el programa de screening de ROP, en las principales unidades neonatales de referencia del departamento central. Con un equipo multidisciplinario llevaron a cabo la expansión del programa a hospitales materno infantil de otros departamentos del país como Alto Paraná y Caaguazú, utilizando herramientas tecnológicas innovadoras como la telemedicina. En el presente número de la revista la Dra. Fonseca, neonatóloga referente del programa, junto a sus colaboradores presenta los resultados de la implementación de dicho programa. El impacto de este fue importante, con una disminución de la ROP en un 50% aproximadamente.

Una evidencia más que los cuidados neonatales pueden mejorar implementando, observatorios, programas de prevención, protocolos de manejo basados en evidencia, utilización de la tecnología y el trabajo multidisciplinario.

Para el Ministerio de Salud del Paraguay, la implementación de políticas perinatales que realmente mejore la morbimortalidad de los neonatos y de las madres, es un deber pendiente. No se logrará con programas muy bien estructurados, socializados, pero no implementados. La falta de recursos no es una justificación. Los recién nacidos del país tienen derecho a recibir los cuidados de acuerdo a los diferentes niveles de riesgos que presentan. En el futuro es la diferencia entre un niño con todas sus capacidades cognitivas, motoras, sensoriales y de interacción y un niño con capacidad diferenciada.

REFERENCIAS

1. Blencowe H, Lawn JE, Vazquez T, Fielder A, Gilbert C. Preterm-associated visual impairment and estimates of retinopathy of prematurity at regional and global levels for 2010. Pediatr Res. 2013;74 Suppl 1(Suppl 1):35-49. doi: https://doi.org/10.1038/pr.2013.205 [ Links ]

2. Dutta S, Raghuveer T, Vinekar A, Dogra MR. Can We Stop the Current Epidemic of Blindness From Retinopathy of Prematurity? Indian Pediatr. 2016;53 Suppl 2:S80-S84. [ Links ]

3. Hellström A, Smith LE, Dammann O. Retinopathy of prematurity. Lancet. 2013;382(9902):1445-57. doi: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(13)60178-6 [ Links ]

4. Chattopadhyay MP, Pradhan A, Singh R, Datta S. Incidence and risk factors for retinopathy of prematurity in neonates. Indian Pediatr. 2015;52(2):157-8. doi: https://doi.org/10.1007/s13312-015-0594-1 [ Links ]

5. Bulka CM, Dammann O, Santos HP, VanderVeen DK, Smeester L, Fichorova R, et al. Placental CpG Methylation of inflammation angiogenic and neurotrophic genes and Retinopathy of Prematurity. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2019;60(8):2888-2894. doi: https://doi.org/10.1167/iovs.18-26466 [ Links ]

6. Hartnett ME, Morrison MA, Smith S, Yanovitch TL, Young TL, Colaizy T, et al. Genetic Variants associated with severe retinopathiy of prematurity in extremely low birth weight infants. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2014;55(10): 6194-203. doi: https://doi.org/10.1167/iovs.14-14841 [ Links ]

7. Holm M, Morken TS, Fichorova RN, VanderVeer DK, Allred EN, Dammann O, et al. Systemic inflammation associates proteins and retinophaty od prematurity in infants born before 28 th week of gestation. Invest Ophtalmol Vis Sci 2017;58(14):6419-28. doi: https://doi.org/10.1167/iovs.17-21931 [ Links ]

8. WooSJ, Park JY, Hong S, Kim YM, Lee YE, Park KH. Inflammatory and angiogenic mediators in amniotic are associated with the development od retinophaty of prematurity in preterm infants. Invest Vis Sci. 2020;61(5):42. doi: https://doi.org/10.1167/i0vs61.5.42 [ Links ]

9. Huang J, Tang Y, Zhu T, Li Y, Chun H, Qu Y, et al. Cumulative evidence for association of sepsis and retinopathy od prematurity. Medicine(Baltimore) 2019;98(42):e17512. doi: https://doi.org/10.1097/MD.0000000000017512 [ Links ]

10. Vinekar A, Dogra M, Azad V, Gilbert C, Gopal L, Trese M. The changing scenario of retinophaty of prematurity in middle and low income countries.Unique solutions for unique problems. J Ophtalmol. 2019;67(6):717-719. doi: https://doi.org/10.4103/ijo.IJO_496_19 [ Links ]

11. Gilbert C, Rahi J, Eckstein M, O´Sullivan J, Foster A. Retinophaty of prematurity in middle.income countries. Lancet. 1997;350(9070):12-4. doi: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(97)01107-0 [ Links ]

12. Senjam SS, Chandra P. Retinophaty of prematurity.Addresing the emerging burden in developing countries. Family Med Prim Care. 2020;9(6):2600-605. doi: https://doi.org/10.4103/jfmpc.jfmpc_110_20 [ Links ]

13. Vinekar A, Gilbert C, Dogra M, Kurian M, Shainesh G, Shetty B, et al. The KIDROP model of combining strategies for providing retinopathy of prematurity screening in underserved areas in India using wide-field imaging, tele-medicine, non-physician graders and smart phone reporting. Indian J Ophthalmol. 2014;62(1):41-9. doi: https://doi.org/10.4103/0301-4738.126178 [ Links ]

Recibido: 12 de Febrero de 2021; Aprobado: 15 de Febrero de 2021

Correspondencia: Mirta Mesquita Correo: mirtanmr@gmail.com

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons