SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.37 número2 índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Pediatría (Asunción)

versão On-line ISSN 1683-9803

Pediatr. (Asunción) v.37 n.2 Asunción ago. 2010

 

EDITORIAL

 

Un año sin el Profesor Doctor  Juan Jaime Bestard

A Year without Professor Doctor Juan Jaime Bestard

 

 


 

El 9 de julio del 2009 fue un día de luto para la medicina nacional y sobre todo para la pediatría, ese día fallecía Juan Jaime Bestard Mussi (Mito). Un ser humano sensible, medico pediatra, maestro, formador de pediatras, artífice de la pediatría nacional. Moldeador de pediatras. Fue hijo de un celebre medico (anatomista) Antonio Bestard y sobrino de un no menos famoso pintor. Jaime Bestard. Se dedicó a la pediatría con exclusividad y logró un gran suceso profesional, sustentado en su carácter bondadoso y generoso.

En la Facultad de Ciencias Médicas-UNA, fue escalando posiciones académicas  hasta llegar a ganar por concurso el cargo de  Profesor Titular de la Cátedra de Pediatría la que ocupó desde 1981 a 1991. Juan Jaime Bestard fue el primer residente de la Cátedra de Pediatría a su regreso de USA, aun con la precariedad de la especialidad en la época. Luego se desempeñó sucesivamente como Instructor, Profesor Asistente, Adjunto, Titular y Jefe de Servicio de la Cátedra de Pediatría, según consta en la Revista “Anales de la Facultad de Ciencias Médicas”.

En la década del 60 inicia su carrera docente con la presentación de su tesis doctoral  sobre “Anemia y parasitosis” que aprobada exitosamente dio lugar al primer peldaño de su carrera académica como Profesor Asistente. En el año 1991, es nombrado Jefe de Servicio y su gestión académica y administrativa genera un cambio en todas las instancias de la Cátedra, organizando la atención asistencial y la formación académica de los residentes a través de un programa de residencia acorde a las necesidades de la población de niños y adolescentes del país. El aporte histórico que ha dejado el Profesor Juan Jaime Bestard, en la sociedad científica paraguaya ha sido el impulso gremial y científico de la Pediatría a través de la Sociedad Paraguaya de Pediatría, donde ejerció la presidencia de la entidad por varios periodos y  cargos directivos durante varios años.

Juan Jaime Bestard, ha sido un pediatra exitoso que pudo haber vivido de la profesión holgadamente, pero sin embargo trabajó incansablemente por la salud de los niños desde la perspectiva del compromiso social dentro del Hospital de Clínicas y la Sociedad Paraguaya de Pediatría. Además ha atendido a una clientela privada exigente que le tributaba admiración y respeto, fundamentados en su eficiencia profesional y un don de gente muy especial.

La Pediatría Nacional tiene un antes y un después de la llegada de Juan Jaime Bestard, a la Cátedra de Pediatría/FCM/UNA, Hospital de Clínicas y Sociedad Paraguaya de Pediatría. Ambos sitios emblemáticos  que ha generado también, dos movimientos. Ejemplo de ello: es el 1º Congreso Nacional de Pediatría encabezado por él como Presidente, venciendo décadas de silencio y de oscuridad en el campo científico de la Pediatría paraguaya, con el logro de un suceso incluyente y motivador  que dio lugar a la tradición de los Congresos Nacionales de Pediatría con  exitosa continuidad y amplia repercusión en nuestra comunidad  y que cada 2 años  nos convoca  como pares hasta hoy. Este evento (su opera prima) convoca a pediatras jóvenes a presentar trabajos de investigación originales, con rigor académico y que nutren de sabiduría a nuestro medio científico tan apático en la metodología científica. Dichos Congresos Nacionales de Pediatría, actualmente, son reuniones de alto nivel internacional. Incansable, el Profesor Bestard, superando las dificultades locales, siempre  alentó la realización de seminarios de actualización, jornadas internacionales, y cursos de toda índole pediátrica.

Asimismo fue propulsor de la creación de las subespecialidades pediátricas como: cardiología, gastroenterología, terapia intensiva, neonatología, e infectología pediátrica respectivamente, que en entre otras lo tuvieron como eje articulador permanente y proponente de destacados discípulos que crecieron y promovieron la formación de  los otros especialistas de su área.

La Revista “PEDIATRÍA” órgano científico de la SPP, es otra de sus obras fructíferas y mantiene desde aquel Nº 1 hasta la fecha, cuarenta años de publicación regular y periódica. Esta publicación, con el transcurrir del tiempo ha posicionado a la SPP, en el escenario editorial de la especialidad pediátrica y ha marcado su presencia activa a nivel regional. También, se debe mencionar su libro de texto: “TEMAS DE PEDIATRIA”, realizado en colaboración con los docentes de la Cátedra a su cargo, que se encuentra en espera de una segunda edición, debido a que la publicación se encuentra agotada.

En tanto, como ciencia aplicada, la pediatría debía seguir patrones de crecimiento similares a otras disciplinas. Esta conjunción se articuló en las generaciones sucesivas que siguieron al maestro en su entrega y hoy día, puede verse a sus discípulos en posiciones claves de la conducción técnica nacional.  El Profesor Juan Jaime Bestard generó cambios conceptuales en el quehacer pediátrico, al seguir el antiguo, eficiente y filosófico método socrático. Nunca abandono: la visita de sala, la junta médica, la recorrida con debate abierto y plural.; la reunión clínica en el aula de la cátedra (lunes), bibliográfica (miércoles) y anatomo-clínica (viernes) con la presentación de casos complejos. Esto último, era un desafío al que el Profesor Bestard, alentaba y era en lo único, tal vez, que se mostraba exigente con los intervinientes ocasionales y  donde siempre permitió el debate como la renovación de criterios técnicos en base a la actualización continua.

Esta apertura “democrática” con criterios que permitían una discusión enriquecedora obligó a que los protagonistas desde residentes a jefes de sala, profesores e invitados especiales se esmeraran en presentaciones de elevado nivel científico y técnico, apoyado en una casuística local ante un auditorio colmado que seguía atenta y rigurosamente esos encuentros del saber pediátrico.

Siempre hará falta, un Profesor Juan Jaime Bestard, lo seguimos extrañando y la sociedad paraguaya así como lo hace con venerables e ilustres hombres de la cultura y de las artes, tendría que rendirle un gran homenaje, porque se lo merece: Por el aporte significativo que ha dado al desarrollo de la Pediatría Paraguaya.

Si se pudiera definir a este hombre, se diría que fue un innovador nato, moldeador de cambios favorables en personas que se dedican a la salud y el bien de los niños. Fue un maestro de generaciones de residentes de Pediatría, actualmente, profesionales comprometidos con el bienestar de la población de niños y adolescentes del país.

Profesor Julio César  Nissen.

1 de Julio de 2010.